Misterio del busto de Nefertiti: falsificación | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Misterio del busto de Nefertiti: falsificación

busto-reina-egipcia
Existe un misterio sin desvelar acerca del famoso busto de Nefertiti, la reina egipcia esposa del faraón Akenatón, el que quiso obligar a los egipcios a adorar a un único dios, Atón, el Sol. De paso, el faraón y su esposa se convertían en dioses a su vez, representantes del Sol en nuestro planeta.

Nefertiti era de una gran belleza. Su nombre significa algo así como "Atón, la belleza ha llegado". El busto se encontró en los restos de una mansión de la antigua ciudad de Amarna el 6 de Diciembre de 1912. Había allí montones de tallas de piedra, una de ellas representando a Atón, pero ninguna tenía la perfección y colorido del busto de la reina.

Causa extrañeza que todos esos colores se hallan mantenido casi intactos durante unos 3.400 años. Son los colores habituales empleados por los escultores egipcios: azul, rojo, amarillo y verde. Son pigmentaciones a las que más acceso tenían entonces en esa zona del desierto.

¿Es real la imagen de la reina?
Las investigaciones han concluído que el rostro de la reina no es el real de ella. Es una estilización. De hecho, un trozo de rostro conservado de una talla del faraón Atón, la zona de la nariz, la boca y la barbilla coincide con el rostro de la reina.

De aquí se deduce que el escultor quiso poner el mismo rostro al faraón y a su reina, unos rostros perfectos e idealizados, indicando que eran dos dioses y uno al mismo tiempo. Sería una especie de propaganda política y una resaltación de la belleza del regio matrimonio.

Pero cabe otra explicación. 

¿Es una falsificación?
El busto de Akenatón es claramente original de la época. Tallado en piedra caliza y sin colores se ajusta a las técnicas y piedras de otras tallas encontradas en la zona. 

El busto de Nefertiti pudo haber sido la obra moderna de algún falsificador que tomó como modelo el rostro de Akenatón colocándole un gorro y decoración de mujer. 

Los análisis del famoso busto han llegado a interesantes conclusiones. Es de una gran simetría, lo cual indica que es una idealización, no un rostro real. Su núcleo es de piedra caliza. Pero el exterior está formado por capas de estuco que son las que reproducen algunos resaltes como las orejas y algún adorno.

Y el empleo de capas de estuco sobre piedra caliza no forma parte de la estatuaria egipcia habitual en aquella época. Eso hace que surjan sospechas.

¿Que es el estuco?
Para los que no lo sepan el estuco es una pasta que se consigue mezclando yeso, cal y mármol pulverizado. En este caso se recubrió la talla de piedra con ese material. Como mencioné anteriormente, no era una práctica común en los escultores egipcios.

Sobre el estuco se extendieron las pinturas. Y de forma sorprendente, durante más de tres mil años enterrada en la arena, la colorida pigmentación se mantuvo casi intacta.


busto-reina-roto
Se puede observar que tiene una rotura en la oreja y en la parte de la cabeza un desconchado. Hay expertos que opinan que esos daños fueron realizados a propósito por el falsificador para hacer creíble su antiguedad. Encuentran sospechoso que el busto se haya dado un golpe cayendo hacia ese lado, rompiéndose una oreja y produciendo el desconchado en la cabeza mientras la cara está intacta.


Sospechosa casualidad
El arqueólogo alemán Bochart fue el que descubrió la valiosa talla. Y lo halló el mismo día que un príncipe alemán visitaba la excavación. Esa sospechosa casualidad de que una escultura increíble, valorada hoy en unos cuatrocientos millones de dólares, fue descubierta el mismo día 

El ojo izquierdo y el derecho de la estatua son diferentes. Uno está pintado, sobre una base de cero. El otro no está policromado y está hecho con una pieza de cuarcita antigua. Cabe pensar que el falsificador de la obra pintó un ojo completo con técnicas modernas y puso una piedra antigua en el otro para dar sensación de autenticidad.

Parece impensable que en aquella época un escultor hiciera un ojo de una talla de una reina de un material y otro de otra. La mirada de una talla de un personaje real era algo fundamental a lo que prestaban mucha atención: era la mirada de un dios. 

Se pensó que el arqueólogo Bochart hubiera podido encontrar la talla de Nefertiti en otro sitio, la hubiera guardado esperando la visita del príncipe alemán y entonces, simular que lo encontraba en la excavación de Amarna durante la visita regia para impresionarle.

Pero lo de las capas de estuco sobre la piedra caliza para hacer las partes que resaltan del busto son las que despiertan las fuertes sospechas de se tratara todo de un montaje: la talla pudo ser realizada por un experto falsificador de arte egipcio y colocada en la arena donde se iba a excavar para que pudiera ser convenientemente "encontrada".

busto-reina-ojos
El ojo de la izquierda está pintado sobre una pasta endurecida a base de cera. El ojo de la derecha tiene una incrustación de una piedra propia de la época. Los que recelan de la autenticidad del busto estiman que esto es casi imposible que lo hiciera un escultor del Faraón y que el que falsificó la talla puso esa piedra en el ojo derecho para dar autenticidad a la pieza. ¿Y porqué no pintó el ojo?. Un escultor de Faraón no se atrevería a hacer cada ojo de una forma diferente y mucho menos no pintar el ojo. La "mirada divina" de las tallas de los reyes egipcios era tratada con especial cuidado por los escultores reales: no podían andarse en bromas con eso. 


Conclusión:
Cuando se encuentra una pieza supuestamente antigua muy perfecta, muy bien conservada y ejecutada con técnicas no habituales para la época, hay que sospechar que se trata de una manipulación moderna. 

Aunque el busto de Nefertiti se sigue exponiendo en el Museo de Berlín como auténtica y muchos expertos siguen considerándola genuina, también hay expertos que manifiestan su desconfianza y hasta afirman que estamos ante una falsificación moderna.

Hoy por hoy no se ha podido demostrar de forma clara que sea una obra original de la época ni de que sea una talla moderna que cuela como antigua. Pero las sospechas de que hay gato encerrado son grandes.

bajo-relieve-reina
En este bajo relieve se ve a la Reina Nefertiti con sus hijas. Los defensores de que es una falsificación estiman que aquí podría haberse inspirado el autor de la talla para hacer su obra. El gorro corona y el estilo del rostro es similar aunque consideran que la cara del busto policromado de Nefertiti es una cara "moderna", no como la hubieran representado los egipcios.

Y tú, después de leer todo esto, ¿qué opinas?. ¿Es un busto original egipcio o es un camelo moderno?.




Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy: