Un pubis peludo frente a otro | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Un pubis peludo frente a otro

cuadro-pubis-frente-otro
El caso de un pubis peludo frente a otro sucedió a finales de Mayo de 2014 en el Museo de Orsay parisino y se ha convertido en algo viral que todos quieren ver y saber sobre ello. Cuando la gente estaba por ese museo viendo pinturas apareció Debora Robertis, una artista de Luxemburgo. Se sentó en el suelo delante del cuadro titulado “Origen del Mundo”, se abrió de piernas y mostró su intimidad a todos.


O sea, que se abrió el potorro con las manos y lo exhibió. Mientras tanto, no dejaba de recitar una letanía de frases diciendo que ella representaba a todas las mujeres y que era virgen como el agua creadora de esperma. Aunque los vigilantes del museo intentaban que ella depusiera su actitud  la mujer insistía en seguir luciendo su almeja velluda mientras alguien de su equipo grababa la escena.

El público asistía atónito al número montado. Los hombres miraban el improvisado show erótico. Algunas mujeres sacaban a empujones a sus parejas masculinas de la sala viendo la lascivia con que disfrutaban del paisaje.

Está claro que el desnudo sigue siendo noticia y es una forma de llamar la atención y que hablen de uno. Hasta que no te sacan en pelotas, no eres nadie. Basta ver este caso, convertido en algo viral. Al final, pondré el vídeo.

Este es el famoso cuadro en cuestión, con un añadido corazón censura sobre la almeja


Cuadro encargo de un turco lascivo

El cuadro de Courbet es un retrato de un potorro peludo hecho de modo realista, como si pareciera una fotografía. Es evidente que le llama el origen del mundo porque lo asocia con la vagina paridora que produce hijos. Pero no deja de ser una chorrada esa asociación de ideas, una simpleza. En realidad no fue más que algo hecho por encargo de un diplomático turco que sería bastante lascivo y entonces no había revistas eróticas ni Internet. Ya antes le había encargado otro donde aparecieran dos féminas en pelota acariciándose. 

Pintó un primer plano de ese mejillón con todo el felpudo. Representar el felpudo en una pintura era algo que prácticamente no se había hecho antes. Cuando se dibujaban mujeres en pelotas se las representaba con la vulva depilada. 

El cuadro volvió a aparecer, no se sabe como, varios años más tarde en casa de un psicoanalista de París. Y después acabó en el museo donde se exhibe hoy día.

Una foto del pintor. En aquellos tiempos hizo su aparición la fotografía. Ello incitó a algunos pintores a competir con ella intentando reflejar cosas realistas, tal como eran. Surgió lo que se llamó realismo.

Courbet, nacido en 1819 y fallecido en 1877 fue un pintor que le gustaba llamar la atención con extravagancias. Decía que era un socialista revolucionario y casi anarquista. Realmente lo que le gustaba era beber. Era bastante presumido y creído de sí mismo. Se consideraba muy guapo.


Era un engreído de tomo y lomo. Decía de sí mismo que era el mejor pintor de ese siglo en el mundo entero y que los demás eran idiotas al lado suyo. Su vanidad, que no negaba, le llevó a hacerse autorretratos a sí mismo por lo que aparece en muchos de sus cuadros como este fragmento que se muestra del "Estudio del Pintor".

Participó en la revolucionaria Comuna de París. Le nombraron Supervisor de Museos. Cuando vino el fracaso de aquella Comuna fue juzgado acusado de haber destruído una artística columna de Napoleón. Le condenaron a pagarla, valorándola en trescientos mil francos. Para no pagar se escapó a Suiza. Acabó sus días enfermo de cirrosis producida por su afición a las borracheras. 

Y ahora vamos con vídeo viral del asunto:






Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy:

2 comentarios :

Anónimo dijo...

COMO SIGAS ASÍ, EL PULITZER SERÁ TUYO!!!

bucan osez dijo...

Gracias por tu entusiasmo. La verdad es que hace tiempo que me lo deberían haber dado.