Pelo del pubis: misterio | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Pelo del pubis: misterio

misterio-chichi-peludo
Existe el misterio del pelo del pubis porque no se sabe como ha llegado ahí en la evolución humana. Al contrario de lo que se piensa, no es que el hombre fuera perdiendo el pelo en el cuerpo y esa zona peluda en la entrepierna fuera un vestigio que quedó. La historia fue al revés, por así decirlo. 

Se sabe por la ciencia que el ser humano perdió el pelo de su cuerpo poco a poco a medida que ya no era tan necesario para protegerse del frío, puesto que se empezaron a usar vestidos y fuego. Ser muy peludo ya no era una ventaja competitiva frente a los menos pilosos.

Y cuando perdió el pelo, no tenía pelo ni en la zona de los testículos o de la vulva. Fue después cuando comenzó a crecer ahí. Basta ver que casi ningún mamífero tiene pelo en esas partes, a pesar de que algunos sean muy peludos, como el oso, por ejemplo.

Y ahí está el misterio. Porqué creció el pelo del pubis después de haber perdido la pelambrera corporal. Sin duda algún homínido tuvo una mutación genética que hizo que naciera con una entrepierna pilosa y eso supuso una ventaja competitiva frente a los demás, ya que esa característica genética comenzó a transmitirse a otros. Veamos los supuestos que se barajan.



¿Motivación erótica de atracción?.
Es decir, el humano de entrepierna peluda tuvo éxito apareándose y transmitió esa característica. ¿Le encontraron los otros miembros de la tribu más interesante y se aparearon con él o ella con gran éxito?.

Por esto, una suposición que se hace es que ese vello púbico tuviera una función de atracción sexual. Bien por la mera vista o porque ayuda a almacenar y extender los olores eróticos de ambos sexos. Pero no es más que una conjetura, porque el resto de mamíferos no tienen ese vello en sus partes y ellos emplean aún más el olfato para las cosas del erotismo y la reproducción.

¿Protección contra suciedades y roces?
Otra idea es que el vello púbico protege contra agentes externos así como contra la fricción de piel contra piel en el acto sexual. No está nada claro que esto sea una ventaja competitiva como para que el ser peludo de entrepierna tuviera éxito en la evolución.

Las pelambreras también pueden dificultar el acto sexual y ser un refugio de suciedad y de plagas piojosas, como las ladillas, que se transmiten por contacto de un pubis piloso a otro. De ahí que muchas prostitutas se rasuren totalmente el potorro.  (Para saber más sobre este tema ver Venganza con ladillas).

Y si te mojas, la pelambrera queda húmeda y puede dar lugar a dolencias como cistitis, hongos  y otros problemas. No está por tanto claro que las ventajas de ser peludo en las partes íntimas supere a los inconvenientes, que pueden llegar a ser serios, como el caso de las humedades o las ladillas.

¿Símbolo de superioridad?
Podría darse el caso que los humanos a los que les surgió pelo en esas partes íntimas por primera vez fueran vistos por sus congéneres de tribu como superiores o algo así y ello les supusiera más éxito en la reproducción y que se transmitieran esos genes de la pelambrera en los bajos a otras generaciones hasta que se extendió totalmente.

Protección contra el virus del papiloma:
En opinión de alguno dermatólogos, el pelo púbico dificulta la transmisión de enfermedades sexuales como las causadas por el virus HPV del papiloma y conocida como condiloma genital. Ello sería por el frotamiento de piel sobre piel. Pero hay que tener en cuenta que es algo que se transmite tanto por relaciones bucales como anales aparte de las genitales. Y que el vello púbico puede dificultar la detección de las verrugas en la zona vulvar.

El condiloma se muestra en forma de verrugas en los labios externos vaginales o incluso dentro de la vagina en el caso de mujeres o en la punta del pene masculino, en la piel de los testículos o circundando el ano. Tambien pueden aparecer en la boca o incluso en la garganta d euna persona que ha chupado o comido el órgano sexual de otra que está infectada.

En el caso de las mujeres, si hay verrugas visibles en la zona vaginal, han de ser revisadas por si también existieran en el útero, ya que el papiloma puede producir cáncer allí.

Existen diversos tratamientos para eliminar las verrugas, como puede ser incluso el de extirpación por ultracongelamiento aparte de tratamientos químicos, el problema es que no se acaba con el virus y no es raro que después de unos años de eliminar dichas verrugas, vuelvan a aparecer. Muchas personas tiene un sistema inmunológico que es capaz de eliminar el tal virus e incluso ni llegan a contagiarse al estar en contacto con el mismo, pero otras no tienen tanta suerte.

La variedad de tipos del virus HPV alcanza hasta 190 de los que se sabe que 37 se contagian por vía de las relaciones sexuales. Aunque existen algunas vacunas contra el HPV, no está claro que inmunizen totalmente contra todas las variedades de virus. Desde luego, las personas con alta promiscuidad sexual deberían vacunarse para por lo menos reducir algo el riesgo de contagio.

Puedes leer más sobre el tema de contagios en: Besar es una guarrada: stop contagios


Resumen:
El hombre perdió el pelo espeso de su cuerpo y después, empezó a crecerle pelo en sus partes íntimas. Ese gen púbico-peludo, por así llamarlo, se propagó con éxito hasta el día de hoy. Pero a ciencia cierta no se sabe el motivo de tal éxito. No creo que el que sea una mayor protección contra el virus del papiloma por evitar el frotamiento de piel contra piel sea el motivo, ya que el papiloma se puede transmitir también por vía oral.

Y si es una ventaja competitiva para algo, es raro que los demás mamíferos no tengan ese atributo de pelo en ese lugar.

Lo único que se me ocurre es que a los humanos que hace miles de años les empezó a crecer el pelo en testículos y vulvas tuvieron una ventaja competitiva en aquellos tiempos que hoy, con otro tipo de vida muy diferente, no logramos dilucidar.

Casi seguro que esa ventaja competitiva del pelo en el pubis tiene algo que ver con caminar erguidos, ya que los mamíferos que andan a cuatro patas no tienen tal pelambrera. 


La expansión de los tangas cada vez más reducidos ha hecho que muchas mujeres acudan a la depilación púbica para no mostrar pelos saliendo del taparrabos. También es frecuente la depilación entre las mujeres que practican la prostitución para evitar el contagio por las voraces ladillas. En la foto, puede verse un mini tanga que es casi una compresa. Para ver más: Mini tanga compresa


Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy: