ENRIQUE DE DIEGO DENUNCIA AL ISLAMISMO | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

ENRIQUE DE DIEGO DENUNCIA AL ISLAMISMO


En su libro "Chueca no Está en Teherán", Enrique De Diego denuncia el peligro del islamismo y a aquellos que hablan de multiculturalidad y Alianza de Civilizaciones con una religión, el Islam, que es incompatible con la democracia. Una religión que somete a la mitad de la población, las mujeres, que las condena a la lapidación si las acusan de adúlteras, o que castiga con la horca a los homosexuales.


De Diego llama titula precisamente el libro así, Chueca No Está en Teheran, porque en el madrileño barrio de Chueca, han vivido tradicionalmente muchos homosexuales. Y la gran mayoría calla ante la persecución de homosexuales existente en Irán por parte del régimen islámico.

Del mismo modo que a muchos se les llena la boca con lo de la igualdad de los sexos, existiendo montones de asociaciones feministas de lo más revindicativo, menos cuando se trata de combatir el sometimiento de las mujeres bajo el Islam. Han llegado en ocasiones a justificar el cubrimiento de las mujeres, en nuestras ciudades occidentales, con el velo islámico, o el niqab, o el burka, que es un símbolo de sumisión.

Se denuncia en el libro como el tontiprogresismo se mete con los “centinelas” que advierten del peligro de la islamización de muchos barrios en ciudades españolas y europeas, que advierten sobre el peligro de acabar siendo una Eurobia. En vez de abordar el problema que supone el Islam y los disparates que difunden los islamistas, muchos son los que acusan de racistas a esos centinelas que avisan del peligro.

De Diego hace en el libro un estudio sobre el Islam, para poner en claro que el Corán es un fraude, que de sagrado no tiene nada y que está lleno de plagios y de interpretaciones metidas con calzador.

Explica como el Islam no fundamenta la legitimidad política, por lo que la política y la religión se entremezclan, aceptando la fuerza como imposición de la doctrina. Por eso el Islam predica la guerra santa o Jihad contra el infiel, tanto colectivamente como individualmente.

Lo cierto es que cualquier persona que a título personal o político, sin ampararse en el Islam, predicara en España lo que predican los difusores del islamismo, pidiendo la muerte por lapidación de las mujeres acusadas de adulterio y el ahorcamiento de gays, o justificando las palizas sobre las esposas, o diciendo que la palabra de la mujer en un tribunal no tiene el mismo valor que la de un hombre, acabaría siendo llevado a la cárcel o a un manicomio.

Amparárse en el Islam y en su libro Corán, para predicar barbaridades, no puede ser un eximente para el que lo hace, en un país democrático.
Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy:

6 comentarios :

Maribeluca dijo...

Pueden propugnar las mayores atrocidades sin que los progres intervengan, pero ay como un obispo o curilla diga algo o un alcalde mente los morros de una miembra...¡anatema! y a montar el pollo de la Laica Inquisición Progre, o como a cualquiera se le ocurra opinar contra estos intolerantes...que se lo dican a Geert Wilders y al matrimonio británico que se ha visto condenado a perder su medio de subsistencia (un hotel) por discrepar de una clienta mahometana que se sintió ofendida en su fé...

Candela dijo...

Lo extraordinario es que los homosexuales de Chueca, el colectivo homosexual en general, no se manifieste en contra del Islam. A las feminazis las dejo aparte porque eso debe ser una enfermedad mental catalogada.

Lo de los homosexuales puede explicarse por el hecho de que en el Crán se prohiba comer pajaritos y pescaditos de colores. Y no es coña.

Carlos Fernández Ocón dijo...

Lo de nuestra 'cegatura' con el Islam ya es para que nos ahorquen a todos. Que es lo que acabará pasando si les dejan. Tengo un enlace nuevo que habla de un árabe ejecutado por pasarse al cristianismo. Yo no acabo de creer que pueda ser verdad. ¡Por ley!, en Arabia Saudí. Debe haber un error o ser una falsa noticia...

David Gerbolés Pérez dijo...

Y que dicen los "progres españoles" de todo esto?....Nada, absolutamente nada, como siempre.

Saludos.

Un musulman por cada cristiano. dijo...

Islam no es religión, es oportunismo de ladrones y homicidas, en un estado de derecho no es posible que se permita una doctrina "religiosa" que enseñe a matar supuestos infieles a un supuesto Dios y a mentir a "infieles" en nombre de la guerra "santa". Cuando alguien dice algo contra Majoma es considerado blasfemia y condenado a muerte, sin embargo en el coran dice que Jesús es un mentiroso (la resurrección de Jesús es una fabula) y eso es igual de blasfemia ¿porque no se mata a un musulmán por cada cristiano que ellos matan por "blasfemia" ¿no es justo?...
.

Bucan dijo...

A éste comentario de las 18:55 le diría que lo que propone es prácticamente una guerra de religiones.

En mi opinión, el problema radica en la mismas religiones. Han sido la principal fuente de conflicto entre los humanos. Y aún el Islam, sigue siéndolo. ¿Cómo puede alguien creer que existe un Dios que ha dictado normas estúpidas a unos cuantos humanos?.