MARTE: VIAJE DE IDA SIN VUELTA | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

MARTE: VIAJE DE IDA SIN VUELTA

La propuesta de viajar a MARTE en un viaje de ida sin vuelta, sin regreso, o sea, que los astronautas vayan a Marte para quedarse siempre allí, realizada por Dirk Schulze y Paul Davies, en journalofcosmology.com/, ha tenido un éxito enorme a nivel de difusión en la prensa escrita y en Internet.

El razonamiento básico es que uno de los grandes problemas del viaje a Marte es poder regresar, ya que una vez allí, haría falta de un nuevo cohete que impulsara a la nave fuera de la gravedad marciana. Así, que para solventarlo, podrían enviarse astronautas que estuvieran dispuestos a quedarse allí para siempre. Hay quien les ha llamado los astronautas suicidas.

Posible lugar para establecer un campamento base en Marte
Las flechas rojas marcan cuevas formadas por colapsos de lava

Estos astronautas podrían enviarse una vez que previamente se hubieran enviado otras naves no tripuladas transportando material necesario para habilitar un campamento marciano. En el artículo, incluso se muestran fotos de posibles lugares de refugio en Marte para los astronautas: cuevas formadas por colapsos de lava en la superficie del llamado planeta rojo. Y esos astronautas serían el germen de una colonización de Marte por los humanos.


Posible lugar para establecer un campamento en Marte

A mi me parece que como argumento de ciencia ficción para una película, podría dar de sí. Pero esa idea de colonizar Marte empezando por enviar astronautas que no regresarían, en la realidad, raya en lo absurdo.

Para empezar, en Marte no hay atmósfera que permita respirar. O sea, que todo desplazamiento deberían hacerlos los astronautas dotados de trajes herméticos dotados de bombonas de oxígeno. Bombonas de oxígeno de las que tendrían que disponer en cantidad enorme, ya que lo necesitarían permanentemente.

Los trabajos que los astronautas podrían hacer de montar equipos para su moderno refugio marciano, con un traje hermético y respirando oxígeno de bombonas, serían muy limitados y fatigosos. De hecho, acabaría resultándoles espantoso.

No hay que olvidar que Marte es extraordinariamente frío, con lo que tendrían que recibir calor permanentemente. Sus trajes tendrían que tener calefacción o algo similar.

Tendrían que estar los astronautas todo el día con el traje a cuestas, pendientes del nivel de oxígeno disponible y de la calefacción del traje, mientras construyen una especie de hangar con el material enviado previamente, donde poder refugiarse. Y cada vez que saliesen del refugio, otra vez con el traje, el oxígeno portátil, la calefacción del traje, etc. Y así, mes tras mes, hasta que se muriesen. Resulta bastante difícil de creer que eso pueda ser factible. Lo más fácil es que se volvieran locos al final.  


MARTE: PLANETA INHOSPITO

Marte pudo tener una gruesa capa de CO2 que pudo haber mantenido a la atmósfera del planeta calida e incluso pudo existir agua en abundancia. Pero el CO2, por motivos no claros aún, se fue perdiendo en el espacio.


Foto de la superficie del planeta Marte.
Apenas existe atmósfera y las temperaturas son heladoras.

Marte tiene un tercio de la gravedad de La Tierra, luego ejerce menos atracción sobre las partículas de la atmósfera. Y no tiene campo magnético que desvíe al viento solar, compuesto de particulas cargadas eléctricamente, y se estima que ese viento solar, durante millones de años, ha ido destruyendo la atmósfera original de CO2 y otros gases de Marte hasta convertirlo en un planeta congelado.

El proyecto MAVEN, de la NASA, enviará una nave que orbitará al planeta Marte, en una órbita elíptica que irá desde los 125 kilómetros de aproximación hasta los 6.000 kilómetros, para intentar averiguar la velocidad de emisión de particulas de CO2 al espacio exterior y extrapolar así, la cantidad original de ese gas que pudo haber existido en el planeta e incluso determinar la causa exacta de la destrucción de la atmósfera marciana.


Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy:

8 comentarios :

Candela dijo...

Lo había leido, aunque no creo que, por mucho que los preparasen, exista nadie en el mundo que esté preparado psicologicamente para ese viaje.

Pero se me ocurre una selección terraquea ibérica a la que yo mandaría a ese viaje sin vuelta ya que utilizar animales me parece una crueldad.

Maribeluca dijo...

Que manden al Zéjas

Candela dijo...

¡Xacto!

Jota Uve dijo...

Yo lo creo factible, pero primero habría que crear un habitat amplio, tipo Biosfera2, o mas grande todavía. Mas herramientas suficientes para seguir ampliando la colonía, generadores de oxigeno, potabilizadoras etc. Aunque no pudieran construir una nave, si que se puedan mantener con vida.
Una colonía de unas 50 personas en permanente contacto con La Tierra, de donde recibirian mas suministros y nuevos colonos.

aniki dijo...

Sería maravilloso, Bucan. Si hay personas entregadas a la causa por qué impedirlo. Hace millones de años, el ser humano adoraba a la luna y la miraba como si fuera una diosa plateada. Hoy día, la luna presenta pocos misterios gracias a que algunos hombres pensaron que era posible llegar hasta ella. Y así ha sido.

Besos, Bucanero.

aniki dijo...

Espera, que acabo de leer los comentarios de Candela y Maribel y no puedo parar de reír. Tienen muchísima razón. Bien mirado, podríamos enviar a todos aquellos que merecen una pena de muerte, vamos, sería como condenarlos a vagar por el espacio el resto de sus vidas. Y por otro lado, nos facilitarían la información que deseamos. De este modo quedarían en paz con Dios y con la Humanidad.

Más besossss.

Bucan dijo...

Aniki, menudo cambio. De noble causa de pisar otros planetas a enviar a Marte a patibularios y gente de mal vivir para que no regresen. Je, je.

aspirante dijo...

De acueerdo con JV.
Me temo que la lista de voluntarios es muy amplia:
con tal de no aguantar a la suegra...
Candela y Maribeluca son muy malvadas: querer contaminar el suelo marciano de esa forma!