Misterioso paquete abierto | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Misterioso paquete abierto


paquete-misterioso
El misterioso paquete noruego fue abierto el 24 de Agosto de 2012, tal como un siglo antes, en 1912, había dejado encomendado Johan Nygard, que era el alcalde de la ciudad de Otta. El paquete había quedado en custodia en un museo durante los últimos cien años. Se habían hecho muchas conjeturas sobre su contenido pero al final ha resultado un poco fiasco. Salvo que no se haya entendido el mensaje o dejemos volar la imaginación.

paquete-misterioso-apertura
El 24 de Agosto, retransmitido por la televisión y con asistencia de personalidades, entre ellas una Princesa de la casa real noruega, se abrió solemnemente el paquete. Todo su contenido eran papeles. Algunos eran actas o algo así del Ayuntamiento de hace un siglo y otros eran recortes de prensa pero de los años 1914 y 1919. Es decir, los años en que se desarrolló la Primera Guerra Mundial.


Es muy difícil saber que pasó por la mente del alcalde Nygard cuando selló ese paquete y lo entregó al Museo para ser abierto un siglo más tarde. Dado su contenido más bien banal a pimera vista, podría tratarse de que quería quedarse con la gente del futuro en una especie de broma. Pero para eso podría haber metido papeles en blanco.

¿VIAJE AL FUTURO?
En el sobre lacrado consta el año 1912 como fecha de cierre. Pero aparecen papeles de prensa de años posteriores, como 1914 y 1919. Si dejamos volar la imaginación podría pensarse que Nygard había viajado al futuro en 1912 y conseguido esos recortes de prensa y quiso dejar la pista en el sobre lacrado. ¿Porqué no dijo en aquél momento que había sido trasladado al futuro?. Podría tener temor a que le tomaran por loco. O ¿puede haber razones ocultas desconocidas?. 

¿BURDA MENTIRA DE FECHA?
Nygard sella un sobre con fecha de 1912 para que se abra un siglo después. Pero no es hasta 1920 cuando pasa a custodia del Museo, por lo que parece. O sea, que cabe pensar que la fecha de 1912 es falsa aunque conste allí. Fue lacrado en 1920 y haciendo creer que lo había sido ocho años antes. Eso explicaría que hubiera podido introducirse dentro recortes de prensa de 1914 a 1919.

¿Que pasaba por la cabeza de este hombre cuando lacró un sobre con fecha de 1912 para que se abriera un siglo después, el 24 de Agosto de 2012?. En su interior aparecieron papeles municipales de 1912 y recortes de prensa de 1914 a 1919. 


¿HAY UNA CLAVE OCULTA?
Que exista una clave oculta que no se haya entendido puede ser otra explicación. Pero lacrar el sobre con fecha de 1912 y que aparezcan recortes de prensa de 1914 a 1919 parece que sólo puede indicar una simulación de viaje en el tiempo.  Descartando, claro, que tal viaje pudiera haberse producido. ¿Podría estar influído el alcalde por las novelas futuristas de Julio Verne?. 

Si lo que quiso fue echar una mano a su ciudad en el futuro con una campaña de marketing publicitario, no cabe duda de que lo ha conseguido. Otta se ha convertido en la ciudad más conocida de Noruega después de su capital Oslo.


Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy:

10 comentarios :

rosa dijo...

La sensación es que es una tomadura de pelo como otra cualquiera.
Sólo el hecho de que nadie deje un sobre para que se abra un siglo después tiene lo suyo.

bucan negro dijo...

Rosa:
Una tomadura de pelo a secas no cuadra con la mentalidad de la época de ese hombre. Creo que caso de que hubiera querido gastar una broma hubiera puesto dentro un mensaje claro con algo sarcástico, por ejemplo.

Creo que el que quisiera generar intriga simulando un viaje en el tiempo cuadraría más con los sucesos. En el sobre lacrado escribió como fecha de cierra la de 1912. Y después metió recortes de prensa de 1914 a 1919. Salvo que viajara de verdad en el tiempo, ja, ja.

Candela dijo...

¿No sería la arterioesclerosis? No le veo yo careto al hombre de gastar mucho humor negro..

bucan negro dijo...

Candela:
Si hubiera dado síntomas de demencia o desvarío mental supongo que los del museo no se hubieran tomado la molestia de custodiar y hacer cumplir su voluntad durante un siglo.

Y la letra del sobre es buena y ocrrecta. Escribió de fecha en el sobre lacrado 24 de Agosto de 2012 y para abrir un siglo después, que es lo que se ha hecho. O pretendió hacer una simulación de viajero futurista como he apuntado antes o en su mente había una idea o un mensaje que no se ha logrado descifrar. A saber exactamente como pensaba un hombre de su época y con una cierta ilustración.

Antes de abrir el sobre se elucubró mucho sobre su contenido. Ese año de 1912, en Abril, la noticia que conmocionó al mundo fue el hundimiento del Titanic. Se pensó que el sobre podría contener algo relacionado con el tema o que pudo inducir al alcalde a dejar un mensaje en el sobre.

Las novelas de Julio Verne también avivaban mucho la imaginación de la gente entonces, donde el vapor, el ferrocarril, la electricidad y la revolución industrial estaban transformando el mundo a una velocidad de vértigo. Por eso me apunto yo a la idea de que el alcalde pudiera estar jugando a simular un viaje en el tiempo.

Porque lo que sería la leche es que se pudiera comprobar que selló el sobre de verdad el 24 de Agosto de 2012.

Luis dijo...

Punto importante el que las autoridades del museo de aquél tiempo aceptaran guardar el sobre y cumplir la voluntad de ese hombre. Indica que le tenían por cuerdo y por responsable según los estrictos cánones de principios del siglo XX. No pienso que ese hombre quisiera quedar ante la posteridad como un trilero tocapelotas. Quizás leyendo detenidamente esos documentos hay un hilo conductor hacia alguna parte. Aunque el que aparezcan recortes de periódicos de años posteriores a 1912 señala un cierto fraude por el buen señor. La tesis de Bucan de simulación de viaje en el tiempo podría ser la más probable. O es un desafío a que entendamos un mensaje escondido. A ver si ese tío nos consideraba en el futuro más inteligentes y se pasó en la clave oculta.

bucan negro dijo...

Luis:
Tus argumentos son muy razonables. Pero no olvidemos que el post es sobre el "misterioso" sobre. Intentar averiguar lo que motivó al alcalde a hacer eso es intentar desvelar el misterio. Tanto si el misterio consiste en que el hombre hizo un fraude con fines indeterminados o fantasiosos como si el hombre tenía pensamientos en la cabeza que no entendemos.

Helio dijo...

Mi teoría es que este alcalde pudo introducir en el sobre asuntos que pudieran comprometer a terceros, que ese sobre fuera abierto despues de 1919 por algun imputado, extrayendo los documentos comprometedores e introduciendo los recortes de prensa lacrandolo de nuevo. Nunca he creido en las maquinas del tiempo.
Un abrazo.

Celia dijo...

La mayor parte de las cosas tienen la importancia que se les quiere dar.

En este caso, mi impresión es que dicho individuo fue un embaucador en su época con lo que consiguió tener una buena posición social.
Parece que no tiene el menor pudor en ser enigmático y manipulador, hasta el punto que ha conseguido que incluso nosotros estemos hablando hoy de él y del misterio de su mensaje.

¿Publicidad para su ciudad? Puede ser. No sé qué otra razón, aparte de hacer el tonto, tiene que le den tanto bombo y platillo a alguien que dice que no se abra un paquete hasta dentro de un siglo.
¡Qué ganas de darse importancia!¡Encima lo consigue!

bucan negro dijo...

Helio:
Tú teoría es bastante realista. Siempre que alguien haya podido deslacrar y volver a lacrar el sobre sin deteriorarlo y que se notara apreciablemente. En éste caso el sobre estaba intacto, no había huellas de manipulación. Pero es pausible lo que apuntas.

Hay un detalle que no cuadra: el que manipuló el sobre para sacar pruebas comprometedoras hubiera podido rellenar el hueco con recortes de prensa de ese día o de esa semana. Pero los recortes son de 1914 a 1919, como si hubieran sido recortados con ese propósito de dejarlos ahí.

Celia:
Es bastante habitual que gente deje documentos ante notario para abrir en años posteriores a su fallecimiento. Muchas veces es para justificarse en algo y sin afectar a personas vivas.

Otras veces son secretos oficiales que son desclasificados en ciertas fechas, cuando pasan veinte años, cincuenta años, etc, según el nivel de clasificación.

En ese aspecto no veo nada raro en que un alcalde deje documentos para ser abiertos un siglo después. Hay memorias de políticos sin hacerse públicas esperando que pasen los años que el interesado ha dispuesto. Generalmente están en manos de notarios aunque también de herederos.


Ann dijo...

a un cartero se le olvido entregar el paquete y se invento la historia para no ser despedido, ja ja ja