OVNI y caza estrellado | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

OVNI y caza estrellado


ovni-piloto-estrellado

El caso del OVNI y el caza estrellado nunca fue resuelto de una forma clarificadora. Mucha gente alertó de estar viendo en el cielo un gran objeto de unos cien metros de anchura. En la base Godman del Ejército del Aire de EE.UU. también lo detectaron. En ese momento se acercaba a la base una escuadrilla de cazas Mustang. Se ordenó al jefe de la escuadrilla, Capitán Mantell, que siguieran volando en dirección al objeto desconocido.


Tres cazas se dirigieron rumbo al supuesto OVNI. Uno de los pilotos dijo que parecía metálico, que era enorme y que parecía una gran lágrima. En un momento dado, el Capitán Mantell dijo que iban a necesitar armamento pesado, se supone que pensando en que hubiera que derribarlo. Los cazas sólo llevaban armamento ligero.



PERSECUCIÓN:
Cuando llegaron a los cinco mil metros de altura, dos de los cazas comunicaron que se retiraban por cuanto no disponían de oxígeno a bordo y la normativa militar obligaba a usar oxígeno para volar por encima de esa altura. Pero el jefe de la escuadrilla dijo que él seguiría en pos del gran objeto y que subiría a seis mil metros. También indicó que el objeto era metálico, iba delante de él, a casi la misma velocidad (unos seiscientos quilómetros por hora). Eran casi las tres de la tarde cuando Mantell comunicó que no lograba alcanzarlo y que probablemente tendría que abandonar la persecución. Fue el último mensaje.

Entre tanto, uno de los cazas que se había retirado, aterrizó en la base donde fue aprovisionado y dotado de armamento pesado. Despegó a las tres y media de la tarde, media hora después del último comunicado del jefe de escuadrilla diciendo que proseguía la persecución. Pero cuando este caza llegó a la zona, ya no estaba ni el caza del jefe de escuadrilla ni el supuesto OVNI. El caza del Capitán Mantell se había estrellado contra el suelo.



INVESTIGACIONES:
Un piloto encargado de investigar el accidente observó que el caza se había estrellado de panza contra el suelo, algo inusual en un caza de esas características si está fuera de control: se estrella de morro, por llevar el motor, pesado, en el frente del avión. El avión no había maniobrado antes de estrellarse, ya que hubiera deslizado algo sobre el terreno. No había señales de tal cosa. El avión se estampó de panza sobre el suelo.

Un testigo dijo haber visto el avión en el aire y de repente dio tres vueltas sobre sí, como si estuviera descontrolado y comenzó a caer, momento en que vió una explosión en el aparato. Después, siguió desplomándose.

Un operador de otra base aérea en Illinois estaba escuchando las conversaciones entre la escuadrilla de cazas y la torre de control y manifestó que había oído al Capitán Mantell decir que “veo gente en esa cosa”
  
EXPLICACIONES OFICIALES:
La explicación que proporcionó el Ejército del Aire es que el jefe de escuadrilla estaba siguiendo al planeta Venus y subió demasiado sin oxígeno y se quedó inconsciente. El avión, sin control, acabó estrellándose.

No parece muy consistente, ya que es dudoso que un piloto jefe de escuadrilla y los de los otros dos cazas, se dejasen engañar por un planeta. Por no hablar de que la alerta la habían dado en la propia base aérea, que fue la que ordenó la persecución del extraño objeto.

Parece una versión pueril la oficial, pero tiene su lógica. En plena guerra fría con la URSS, después del final de la Segunda Guerra Mundial, era preferible dejar como estúpidos a unos pilotos y operadores de base aérea que reconocer que algún objeto volante desconocido podía surcar el cielo norteamericano. Bien podría ser un arma secreta soviética y generar pánico en la población.

OPCIÓN BARAJADA:
Otra explicación más creíble es que pudiera tratarse de un globo estratosférico  de la Marina norteamericana, que estaba realizando investigaciones a altas alturas. Esto es más pausible. Puede que los pilotos de la escuadrilla no hubieran visto nunca uno de esos globos. Pero un globo de ese tipo no se desplaza a gran velocidad y moviéndose delante del morro de unos cazas.
  
CONCLUSIONES:
Lo que llama la atención es que los pilotos hablaban de algo muy real que parecían tener ante ellos. Algo metálico, muy grande, como un avión Jumbo actual,  y que para derribarlo necesitaban armamento pesado. ¿Podía ser un globo de investigación de la Marina?. ¿O podría tratarse de otro artilugio militar con fines desconocidos?.

Al ser secretos ese tipo de proyectos, el misterio nunca quedó desvelado. Naturalmente, muchos siguieron pensando que el caza se había enfrentado a un OVNI extraterrestre y que fue destruído.

Otros artículos de tema OVNI:
OVNI de fuego: Inglaterra
Vida extraterrestre: conjeturas
Famosa abducida por extraterrestres


Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy:

6 comentarios :

Capitan Trueno dijo...

Debía ser algún antecesor de los Pujol llevándose la guita a algún paraíso fiscal.

Insignificantius dijo...

El universo es demasiado grande como para pensar que estamos solos... Es ridiculo

fractalio dijo...

Insignificantius, también el tiempo cósmico es demasiado largo como para coincidir, y nuestras capacidades perceptivas demasiado limitadas como para captar todos los espectros posibles de formas de existencia, ¿no te parece?

El Periódico de El Prat dijo...

Los OVNIs haberlos haylos,pero qu diantres serán, porque extraterrestres parece cada vez mas inverosimil. Yo me inclino por la teoria de otras dimensiones e incluso del futuro.

Candela dijo...

Lo que resulta inverosimil es que una inteligencia superior no tenga otra cosa mejor que hacer que venir a la Tierra a observarnos.

bucan negro dijo...

Periódico:
Efectivamente, OVNI existen continuamente. Hay que recordar que son Objetos Volantes No Indentificados. No quiere decir que sea extraterrestres.

Podrían ser armas secretas de las potencias, o fenómenos metereológicos, o incluso viajes desde el futuro, como apuntas, aunque parezca muy futurista, valga la redundancia.