Infidelidad peligrosa: saltar ventana | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Infidelidad peligrosa: saltar ventana

infidelidad-esposa-marido-cornudo
La infidelidad es peligrosa. A la hora de ligar, hay que tenerlo presente. Si te pilla el marido cornudo en plena faena una solución es saltar por la ventana. Eso es lo que sucedió en un caso real donde las escenas parecen de una comedia de cine. Cuando el amante se estaba trajinando a la esposa de otro, ese otro llegó a casa inesperadamente. Oyó gritos gozosos que procedían de la habitación matrimonial y preguntó “¿quién anda ahí?”. Al oir la pregunta, el amante trajinador, en calzoncillos, agarró la sábana de la cama y la ató a la barandilla de la ventana mientras ella salía al paso de su esposo para decirle que no era lo que parecía.

El esposo ultrajado, con una camisa en la mano que estaba sobre el sofá de la sala de la casa, le chilla a su esposa preguntando que de quién es eso. Mientras tanto, el amante se prepara para deslizarse por la sabana. Unos vecinos han visto al hombre en calzoncillos de pie sobre la ventana y han llamado a los bomberos. Montones de personas se agolpan en la calle. Muchos piensan que es un suicida. Los bomberos colocan una cama elástica para que el hombre que está en calzoncillos pueda caer sobre ella.

Mientras el marido sigue increpando a su esposa en la terraza, el amante se descuelga por la sábana hasta un piso inferior. Y desde allí, salta a la cama elástica preparada por los bomberos. Una vez en el suelo, se larga medio en pelotas como si todo eso fuera normal mientras la gente sigue elucubrando sobre todo lo sucedido.

La infidelidad es una actividad de alto riesgo: es peligrosa. Sobre todo si te pilla el cornudo o la cornuda en plena faena. Es un gozo cuando es secreta y nadie lo sabe. Incluso puede salvar matrimonios al hacerlos más llevaderos. Pero cuando se descubre, el peligro para el amante es grande. Y no siempre tiene uno tiempo para anudar una sábana, deslizarse por la fachada y saltar después a una cama elástica.

Conclusión:
Ligar puede conducirte a situaciones difíciles. Ir a trajinarte a la esposa de otro en su casa es una actividad de alto riesgo y sumamente peligrosa. Si lo haces, vete siempre con un equipo de alpinista para deslizarte por farallones verticales y tenlo preparado. No siempre tendrás tiempo para usar un sábana y que acudan los bomberos a salvarte el pellejo.


El amante baja por las sábanas anudadas hasta el piso inferior.

El amante ya está sobre la ventana del piso que está debajo de la vivienda donde estaba trajinando a la esposa de otro hombre.

El amante ha saltado sobre la cama elástica colocada por los bomberos. 

El amante saluda a lo bomberos y después se fue rápidamente en calzoncillos.

Y ahora, podemos verlo todo en un video, si es que no ha sido dado de baja:






Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy: