Leona abre puerta coche | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Leona abre puerta coche

leones-siesta
En una reserva de animales donde los visitantes circulan en vehículos para sacar fotos a modo de safari fotográfico sucedió el curioso caso de la leona que abrió la puerta de un coche. El auto se detuvo delante de una manada de leones que sesteaban aburridos. Los ocupantes del auto empezaron a grabar. Pero las fieras no hacían nada especial más que estar tumbados en plan vagancia total.

Así que con golpes en los cristales y voces trataron los visitantes de llamar la atención de los felinos para que hicieran alguna cosa. Una leona curiosa se levantó y se quedó mirando al coche. Después avanzó poco a poco y se quedó mirando por la ventanilla trasera. Hizo algo que nadie esperaba. Con la boca mordió en el tirador de la puerta y la abrió.

Entonces fue el pánico. Ya no había ninguna barrera de protección entre la fiera y los excursionistas. Pánico y diarrea a bordo. El aliento de la felina podía sentirse dentro del vehículo. El que estaba grabando imágenes no fue capaz de seguir enfocando al animal. Estaban a punto de convertirse en alimento. 


leona-nerviosa
Una leona se pone nerviosa y se levanta


Afortunadamente un pasajero que estaba sentado en la parte trasera tuvo el coraje para estirar la mano y agarrar el tirador interno de la puerta para cerrarla. No había otra opción. Era necesario sangre fría ya que la enorme cabeza de la felina estaba cerca y si daba un zarpazo podía sacar a esa persona del coche de un tirón. 


leona-observadora

leona-acecha
Puede observarse a la fiera avanzando hacia el vehículo

leona-ventana
La cabeza de la felina ya está al lado de la ventanilla trasera. Un poco después morderá la manilla exterior y abrirá.

Momento en que abre la puerta trasera. Cunde el pánico.

Incidentes como éste durante visitas a reservas naturales tipo parques de safari suelen suceder por imprudencia de los turistas que tratan de alentar a los animales para que hagan cosas y se dejan llevar por la falsa impresión de que están adormilados y no dan impresión de ser tan peligrosos.

Hace años se produjo un caso impresionante en que una situación parecida a esta que nos ocupa un turista se bajó del coche para grabar con su cámara a la manada que sesteaba desde más cerca. Curiosamente los leones seguían tumbados mientras él hombre se acercaba lentamente haciendo poco caso de él. Eso le infundió más confianza y continuó su aproximación.

Pero de repente un león surgió por su espalda, lo tiró en el suelo y en unos segundos ya lo estaba devorando cuando aún el arriesgado turista estaba vivo. Al primer mordisco surgió sangre y de repente toda la manada lo olfateó, dejó de sestear y se lanzó a por su trozo de botín. Aún respiraba el turista cuando las fieras se disputaban los trozos entre ellas.

El resto de visitantes, que eran varios vehículos, hicieron sonar los claxon  y gritaban por ver de ahuyentar a la manada pero fue inútil. Sólo pudieron contemplar como su compañero de viaje era devorado. 



Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy: