Misterio de mujer descuartizada en Ricla | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Misterio de mujer descuartizada en Ricla

Foto de la mujer desaparecida en abril de 2012, de 52 años y que se sospecha fue descuartizada por su marido.

Veamos el caso del misterio de la mujer presuntamente descuartizada en Ricla, un pueblo de Zaragoza (España). En abril de 2012 desapareció Pilar Cebrián. En octubre de 2012 fue detenido su marido Antonio L. como sospechoso de haber matado y desmembrado a su mujer. Durante el registro de la vivienda confesó que él no la había matado, que había discutido con su esposa y que ella se había caído por unas escaleras de la casa falleciendo.

Dijo que entonces se asustó y temiendo que fuera acusado de violencia doméstica decidió hacer desaparecer el cuerpo. Para ello lo descuartizó y repartió los restos por diferentes lugares para que no fueran encontrados. Pero no dijo que lugares eran esos. El resultado es que hasta la fecha no se han hallado. Posteriormente, ante el juez, se desdijo de esta confesión y negó todo.

Siniestra casualidad
Pilar había desaparecido el 2 de abril de 2012. Su marido Antonio dijo a los vecinos que ella se había ido de vacaciones. Pasaron los días y un tío de la desaparecida puso una denuncia en Barcelona. Ello inició la investigación policíaca.

La policía se extrañó de que ella se hubiera ido dejando el móvil en la casa de Ricla. Porque las antenas de telefonía seguían ubicando el aparato en esa zona después de que ella se hubiera supuestamente ido de vacaciones. Más adelante el móvil fue incautado a un joven que dijo que lo había encontrado en un vertedero tirado.

En Octubre de 2012 se encontraron en Cadrete, otro pueblo de Zaragoza, los restos desmembrados de una mujer. En un primer momento se pensó que se trataban de los de Pilar Cebrián.

Ello fue lo que llevó a la detención de su esposo Antonio y a que él confesara que la había hechos pedazos, de lo que más tarde se desdijo. 

Pero resultó que los restos hallados eran de otro crimen: eran los de otra mujer, Vanesa Barrado, de 27 años, que vivía en Cadrete. Están acusados del hecho el marido de Vanesa y otros familiares de él.


Una deducción lógica de lo sucedido
La lógica indicaría que Antonio pudo pensar al ser detenido porque se habían encontrado restos de una mujer asesinada que dichos restos eran los que él había dispersado de su esposa y al registrar la vivienda de Ricla con la policía se vino abajo confesando que la había troceado pero desligándose de que la hubiera matado.

Lo lógico es que si salta la noticia de que se han encontrado restos de un mujer despedazada, Antonio, si es culpable, pensara que eran los de su esposa. No se encuentran todos los días restos de una mujer descuartizada en una misma zona geográfica.

Al comprobarse después de que esos restos no eran los de Pilar Cebrían, el marido pudo decidir retractarse de lo que contó a la policía durante el registro. 

Todo esto según una posible lógica y sin perder de vista que el cuerpo de Pilar Cebrían no ha aparecido y que el marido es inocente mientras no se demuestre lo contrario. 

Como información complementaria cabe decir que cuando se casaron, los padres de ella les dieron esa casa de Ricla así como una carnicería en el pueblo. Antonio trabajó allí como carnicero junto a su mujer. Después él se dedicó a comercial de suministro de material de farmacia o medico. En 2008, ella encontró un empleo en Zaragoza y parece que eso no lo llevaba bien su marido porque había conducido a que ella hiciera nuevas amistades.

Según la acusación del fiscal, el marido habría tenido discusiones con su esposa al comprobar en la cuenta de la red social de ella que chateaba con otros hombres. 


Misterio del cuerpo desaparecido
Se buscó en unos pozos de sondeo existentes en Mularroya, cerca de Ricla, que se perforaron dentro de las obras de la construcción de un pantano allí. No se encontró nada.

Se registró un túnel de ferrocarril de la línea Madrid-Zaragoza de alta velocidad que está cerca de Ricla pero con resultados negativos.

Otros pozos que existen por la zona entre ellos uno de unos diez metros de profundo que hace vertedero pero sin resultados positivos aunque aún no se ha terminado de revisar a fondo.

La cuestión es que no hay cadáver del crimen hasta la fecha actual aunque existen numerosos indicios de que ese crimen se ha cometido. 

En la declaración que hizo el sospechoso durante el registro de la vivienda dijo que los pedazos los había repartido por un monte. ¿Donde?. 

Hija de la víctima sospechosa
El caso es tan intrincado que la policía considera sospechosa de encubrimiento a la hija que Antonio y Pilar tenían. Incluso piensan que el novio de ella está en el ajo también. Les detuvieron, les tomaron declaración y les dejaron en libertad. La policía estima que la chica podría estar encubriendo a su padre y que incluso éste le haya dado dinero para ganarse su voluntad. Las sospechas sobre la hija y su novio surgieron a raíz de unas grabaciones que la policía hizo de conversaciones entre ellos.

El abogado defensor
El abogado de Antonio mantiene la inocencia de éste. Dice que declaró ante el juez con coherencia y dando datos precisos de sus andanzas. También apunta a que el juez le hizo más de cien preguntas y que cuando hay que preguntar tanto es que no tienen pruebas de la implicación de su detenido y que la cosa no está clara como para imputarle hechos tan graves.

El abogado también solicita que cuando se celebre el juicio con jurado popular que no se presente como prueba la confesión que Antonio hizo durante el registro del domicilio en el sentido de que había troceado a su esposa para hacerla desaparecer. El fiscal acusador aduce que debe considerarse una prueba ya que fue realizada espontáneamente por el sospechoso sin que nadie le presionara para ello. Y que no había un abogado presente porque avisaron a abogado para que acudiera al registro de vivienda y declinó hacerlo.

El abogado quiere asimismo que no sean aceptadas como pruebas las conversaciones de la hija del sospechoso y del novio de ella considerando que fueron ilegales por no haber motivo para tales grabaciones. El fiscal aduce que se realizaron dado que se investigaba un caso de desaparición y se detectaba "pasividad familiar" ante los graves hechos.

La acusación del fiscal
El 8 de Enero de 2015 fue presentada la acusación por la fiscalía. Considera que Antonio estaba celoso por haber descubierto que Pilar chateaba con otros hombres en redes sociales. 

Los celos le habrían llevado a acabar con la vida de su esposa a golpes en la casa de Ricla. Una vez que ella estaba muerta, él se fue a cenar a un bar y por la noche hizo trozos el cadáver de Pilar sobre una mesa de la casa.

Los restos los trasladó en el coche de su esposa ocultándolos en algún lugar no descubierto a fecha actual por la policía. Después se deshizo del vehículo vendiéndolo a un hombre de negocios libio que se lo llevó fuera de España.


Un ladrón estúpido borracho entra en escena:
ladron-casa-asesinato
Un ladrón entró a robar en la casa precintada de Ricla donde se sospecha se produjo el crimen. La casa de la foto anterior es la que había sido precintada por la policía ya que su dueño, Antonio L., había sido detenido acusado de haber descuartizado a su mujer. Nuestro ladrón, de nombre Costil, rompió el precinto y entró a afanar algo. Encendió las luces, reunió en una bolsa lo que le pareció de interés para llevarse y después se dedicó a beber licores que allí había.

Pilló una cogorza y se quedó dormido en un sofá. Como los vecinos veían luz en la casa y todos sabían que allí no debería haber nadie por estar precintada decidieron llamar a la policía. Cuando los agentes llegaron se encontraron al caco durmiendo la mona. 

Sucedió en diciembre de 2012 y el ladrón Costil fue condenado a algo de más de un año de prisión. Pero no se presentó al juicio y hasta la fecha no se sabe de su paradero. Entre los objetos recuperados del robo había un hacha. Y Antonio, el acusado de homicidio, dice que no es suya. La policía tiene mucho interés en localizar a Costil para hablar de ese hacha. Hay que tener en cuenta que se sospecha que en esa vivienda ha habido un asesinato con descuartizamiento. Ese hacha podría haber sido usada por el sospechoso marido y después ocultada en algún lugar de difícil acceso. ¿Podría haber encontrado el ladrón ese hacha en un lugar oculto de la casa?. ¿O la llevaba ya consigo a la hora de cometer el robo?. 

Actualización:

Parece ser que Pilar Cebrian tenía un amante y que Antonio lo sabía. En una cinta grabada por la policía sobre el teléfono intervenido de Antonio se escucha como éste se pone en contacto con la mujer del amante de Pilar para intentar convencerla de que diga que su esposo llevó a Pilar a abortar y que había fallecido en esa operación. La mujer del amante de Pilar no se prestó al juego. La cinta grabada ha sido admitida como prueba para el juicio que se estima se lleve a cabo en este año 2015.

Anexo:
El otro cadáver
Como hemos visto apareció otro cadáver troceado, el de la joven de 27 años Vanesa Barrado. Resulta que había sido asesinada el 30 de Junio de 2012. Degollada y descuartizada.

Fue detenido acusado del crimen Cristobal M., que era la pareja de la fallecida. La policía concluyó que ella quería romper la relación y furioso Cristobal la mató en el salón de la casa donde vivían.

Después la descuartizó y probablemente con la ayuda de alguno de sus hermanos, Cristobal se deshizo de los restos en un campo cercano donde había chopos. Una hermana del presunto asesino habría vendido joyas de oro de la asesinada.

Cristobal quería simular que ella se había ido pero que seguía viva. Todos los meses retiraba junto con su hermano una cantidad de dinero de la cuenta de la víctima valiéndose de una tarjeta de débito de ella.

chica-asesinada
Foto de la joven Vanesa cuyos restos encontrados se pensó en un principio que podían ser los de la desaparecida Pilar Cebrian. 







Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy: