DETECTIVES TRAS LOS MOROSOS | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

DETECTIVES TRAS LOS MOROSOS


Detectives siguen a los morosos contratados por Bancos y Cajas. Con una morosidad oficial del 5.25%, la más alta desde 1996, (a saber cual será la real), las entidades financieras han tenido que recurrir a contratar a detectives.



Según informa expansion.com/, un informe de la agencia de detectives Detectys indica que los encargos en 2009 fueron de 150.000, el triple que en 2008.  Es de destacar que en el 10% de los casos, no fue posible para los detectives localizar la residencia real del moroso. O sea, que hay auténticos profesionales de la morosidad que se las apañan para estar inlocalizables.

Hay que recordar que según datos del Banco de España, el crédito concedido a empresas y particulares por las entidades financieras ronda los 1.8 billones de euros a fecha de mediados de 2010.

Y el endeudamiento público  anda por los 600.000 millones de euros y esperemos que esté contabilizado ahí la deuda de Estado, Autonomías, Ayuntamiento y empresas públicas, y no exista algún juego malabar para ocultar parte del pufo, como sucedió en Grecia, que cuando se supo, provocó la caída casi instantánea de la confianza y del tinglado montado.



Para ir a primera página del blog: IR A PRIMERA PAGINA BLOG






Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy:

4 comentarios :

Jesús dijo...

Que quieres que te diga, el que roba la ladron, cien años de perdon.

Candela dijo...

Es hasta normal, la gente se defiende como puede de éstos tiburones o morosaurios. Si alguno se les escapa me alegraré por él.

Anónimo dijo...

NO esta mal, pero senota del partido que eres

Bucan dijo...

Anonimo, no soy de ningún partido, salvo uno hipotético que combatiera la corrupción, el nacionalismo y el caciquismo. En este blog precisamente, en otros post, se reclama que la abstención y el voto en blanco tengan representación parlamentaria con, al menos, escaños vacios en el Parlamento en propoción a esa abstención y voto en blanco.