Dedo anular, salud y futuro en el hombre | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Dedo anular, salud y futuro en el hombre

Sabiendo como es el dedo anular de un hombre, se puede predecir muchas cosas sobre su salud y su futuro. Cuanto más largo sea el dedo anular respecto al dedo índice en el hombre, indica que durante el embarazo estuvo expuesto a niveles más altos de testosterona. Eso tiene repercusiones sobre su salud, su carácter y en definitiva, su futuro. El dedo anular es el que está entre el dedo meñique y el dedo medio de la mano.

Los hombres que tienen el dedo anular más largo que el dedo índice apreciablemente serán más agresivos, más competitivos y más “machos”. En general, las mujeres les  encontrarán más atractivos de forma instintiva. Su mayor agresividad y competitividad les empujará a conseguir imponerse a otros para lograr éxitos con el dinero o en las competiciones deportivas.



Pero todo esto tiene sus inconvenientes. Los índices altos de testosterona durante el embarazo hace que el dedo anular crezca más que el índice y ello indica una propensión de esa persona a sufrir enfermedades relacionadas con el autismo, la dislexia o la próstata. Y últimamente se ha descubierto que tienen más propensión a desarrollar enfermedades relacionadas con la neurona motora.

Los transtornos de la neurona motora, enfermedad conocida como ELA,  supone una degradación neurológica que afecta a los músculos voluntarios. La degradación es progresiva y finalmente letal por dificultades respiratorias. No quiere decir que todos los hombres que tengan el dedo anular más largo que el dedo índice van a acabar así, pero sí que tienen más probabilidades de que se les produzca el proceso de degeneración muscular.




Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy:

11 comentarios :

El Periódico de El Prat dijo...

Ser mmuy macho es muy costoso

Insignificantius dijo...

Que duro es ser machote jajajajaja

Anónimo dijo...

Muerte lenta y dolorosa... bah. Ahora dadme mis exitos deportivos, dinero y mujeres.

MJ

aspirante dijo...

Has conseguido que deje de envidiarles.

Referente al tema de la musiquilla que me comentaste ayer en mi blog, hoy he abierto con explorer y se me ha abieerto una ventana emergente con publicidd. Al cerrar la ventana, se acabó la musiquilla. Con firefox no me ocurre.
Gracias por el aviso. No sé si eso tiene solución alguna.

Bucan dijo...

Periódico, Insignificantius, además de ser penoso y duro ser machote, encima las feministas los tienen acorralados.

MJ, es que en cuanto les enseñas a ellas el dedo anular largo, se les caen las bragas. Y vas a un banco y enseñas el dedo anular largo y te llenan el maletin de dinero. Alguna compensación tenía que tener, ja, ja.

Bucan dijo...

Aspirante, si el anuncio que te aparece no lo has insertado tú a propósito, es que te lo inserta algún widget o gadget que hayas colocado en el blog. De esos gratuitos que hacen alguna función o gracia. Algunos llevan publicidad encubierta con pop-ups, que encima Google considera como spam al blog que los emite.

Yo me borré del contador Motigo por ese motivo. Me avisó Periódico de que aparecían ventanas emergente y venían de ahí. Suelen aparecer la primera vez que se visita el blog cada día.

Anónimo dijo...

Creo que en el banco me enseñarian el dedo corazon mas bien jejeje

MJ

Bucan dijo...

MJ, puede ser. Ahora que lo pienso, tú enseñas tu largo dedo anular con derecho a éxito con el dinero y las mujeres y resulta que el banquero saca el suyo que es más largo que el tuyo, ja, ja.

Navegante dijo...

Eso es nacer pa meter el dedo en la llaga o en la braga, ya veo...ya veo.. el futurooo las tías poniendose tetas y nosotros dedooosss, ¡perra vida!

Bucan dijo...

Navegante, si tienes el dedo anular muy largo y te sientes esclavo de las mujeres, puedes probar a cortarte un poco la punta (del dedo) a ver si te libras de esa pesada carga.

Candela dijo...

No se que será mejor, si esperar o publicar otra vez la entrada.