Aviso bomberos: vigilen penes y dedos | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Aviso bomberos: vigilen penes y dedos

bomberos-emergencias-penes-dedos

El aviso de los bomberos londinenses podría resumirse en que vigilen sus penes y sus dedos. Y es que muchas de las emergencias para las que se les requieren tienen que ver con esos asuntos. Parece que hay hombres que experimentan poniendo su miembro viril en los lugares más insólitos. Lo más frecuente es que lo metan en aros metálicos y después no puedan sacarlo. Lo mismo sucede con los dedos. Fuerzan a que entren anillos demasiado estrechos y luego no salen. Son imprudencias que rayan con la estupidez.

Esos aros o anillos que aprisionan penes o dedos hacen que la circulación de sangre se reduzca y el miembro viril o el dedo comience a hincharse existiendo alto riesgo de que se produzca una gangrena, algo muy grave. Los bomberos dicen que la gente debe llamar a su número de emergencias cuando se vea en una situación así pero piden prudencia ya que esas salidas cuestan dinero y ocupan tiempo pudiendo suceder que por tener que ir a sacar un pene de un atolladero se llegue tarde a un incendio y pueda costar vidas.


Los bomberos están asombrados además por los casos insólitos con los que a veces se han encontrado. Como un hombre que tenía su cipote dentro del tubo de una aspiradora y se había quedado aprisionado. Lo más asombroso es un tío que lo tenía metido en una tostadora de rebanadas de pan y no podía extraerlo. Otros casos son los de introducción de artilugios por ano o vagina y que después es difícil sacarlos.

También es muy frecuente que tengan que acudir a liberar a gente que se dedica a juegos eróticos con esposas. Se colocan las esposas en las muñecas para quedar a merced del amante somo si fueran esclavos y después no encuentran la llave para abrir, o no funciona la cerradura o el amante se marcha y les deja con los grilletes colocados.

Han tenido sucesos de personas con la cabeza atorada en el fondo del retrete. Es difícil imaginar que estaban haciendo esas personas. También hay cabezas atoradas en orinales de mano usados como sombrero. Pero con mucho, lo que más quedan atrapados son los dedos. No sólo en los anillos sino en todo tipo de máquinas como lavadoras y también niños con las manos atrapadas en juguetes.

Aquí vemos un caso publicado por la revista Internaticonal Journal Surgery de medicina con la radiografía de un hombre que se introdujo un tenedor pequeño por el orificio del pene. En este caso no fueron los bomberos los que se lo extrajeron sino que fue en un hospital, sedado. Además, se agravó porque el hombre, al ver que no podía sacar el tenedor, siguió con él dentro durante diez horas, porque le daba vergüenza pedir ayuda, dado lo extraño de la práctica que había estado haciendo. Al final, el dolor que sentía, le llevó a tener que recurrir a ayuda externa. 




Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy: