Asesinato Kennedy: Teoría del Churro | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Asesinato Kennedy: Teoría del Churro

asesinato-kennedy-coche
Dentro del asesinato de Kennedy, el Presidente de EE.UU. hay varias teorías. Una de ellas podríamos llamarla la Teoría del Churro. Más o menos es que Oswald fue realmente el único tirador y acertó de churro cuando mató al presidente 22 de Noviembre de 1963 en Dallas, hecho histórico de primera magnitud. Subió al último piso del almacén de libros donde trabajaba desde un poco más de un mes con su rifle Carcano, fabricado hacía 23 años en Italia y comprado por 17 dólares más unos tres dólares por la mira que llevaba instalada: unos veinte dólares en total. Las balas tenían una antigüedad de unos veinte años. En la imagen anterior puede verse a la comitiva presidencial instantes antes del magnicidio.

Oswald apiló unas cajas de libros haciendo como una pared delante de la puerta de entrada al local. Si alguien se asomaba a la puerta no vería más que la pila de cajas que tapaban la ventana. Delante de la ventana apiló tres cajas de libros para apoyar el rifle. Llegado el momento, apuntó su porquería de rifle usando la mira de juguete de tres dólares: tenía cuatro aumentos.


Puede apreciarse el orificio de entrada de la segunda bala que entró algo por debajo de la nuca del Presidente y salió por la garganta.


Fusil Carcano que empleó Oswald en el atentado contra Kennedy

Hace un primer disparo y falla. Falla tanto que no le da ni al coche. La bala rebota en el asfalto y le pega a un espectador que estaba en la calle. Unos tres segundos después dispara un segundo tiro y hace blanco en Kennedy: la bala le entra por la espalda, algo debajo de la nuca y le sale por la garganta.



Unos tres segundos y medio más tarde se hace otro tercer disparo y le revienta la cabeza al Presidente. La bala entra por la parte trasera occipital de la cabeza y le fractura el cráneo. Trozos de hueso craneal y masa encefálica salen despedidos mientras la bala sale por la parte delantera.


Orificio de entrada de una bala en la cabeza del Presidente. Entra por la parte trasera, fractura el cráneo y sale por delante.

Radiografía de la cabeza del Presidente hecha durante la autopsia. Se ve el orificio circular que hizo la bala entrando por la parte trasera de la cabeza y fragmentando el cráneo.

La chiripa de Oswald:
Desde después del primer disparo, Oswald ha tenido que cargar tirando del cerrojo del rifle manual que usa, apuntar y disparar. Un segundo y tercer disparo en unos siete segundos y medio. La propaganda oficial del rifle en su día hablaba de cuatro segundos por disparo, o sea, ocho segundos para dos disparos.

Esa velocidad en cargar, apuntar y disparar de Oswald consiguiendo dos blancos consecutivos con su porquería de rifle y su mira de juguete es lo que hizo que muchos dudaran de que tal cosa fuera posible. Más teniendo en cuenta que el coche presidencial iba en movimiento y el tiro era oblicuo con lo que tiende a salirse continuamente de la línea de tiro. Y la distancia era de entre cien y ciento cincuenta metros.

De ahí la Teoría del Churro. Oswald apuntó como pudo, casi a bulto, porque a esa distancia las cabezas de los ocupantes se ven muy juntas si no dispones de una buena mira con suficientes aumentos y por chiripa, por azar, acertó las dos veces.

Resulta más sorprendente si tenemos en cuenta el garrafal fallo del primer disparo, que no le dio ni al coche. Y eso que al ser el primero, contaba con el factor sorpresa y el tiempo para apuntar bien, aparte de que el coche estaba más cerca de la ventana de lo que lo estaría después a medida que se iba alejando. Cuando falló el primer disparo, la cabeza del Presidente estaba a unos ochenta metros de Oswald. Cuando acertó el tercer disparo, estaría a unos ciento cincuenta metros.

Lo más sensato y lógico sería pensar que Oswald disparó el primer tiro, el que falló. Y a continuación, otro tirador, con un rifle automático, que no necesita tirar del cerrojo para cargar y una buena mira telescópica, hizo el segundo y tercer disparo. El segundo tirador podría estar situado en un edificio de los que se encontraban al lado del almacén de libros, como el Dal-Tex, desde donde se pillaba además al coche presidencial casi en línea recta, sin tener que hacer tiro oblicuo como había que hacer desde el almacén de libros.

Son pues las dos posibilidades más lógicas. Acertar por chiripa o un segundo tirador con material de primera.

Un factor a tener en cuenta es que Oswald tenía inquina contra el Gobernador de Texas, Connally, que iba con su esposa delante del Presidente y Jacqueline. La mujer de Oswald, la rusa Marina, así lo expuso ante la Comisión Warren. Dijo que de disparar, su marido hubiera disparado contra Connally. Oswald había realizado una petición de mejora de sus antecedentes al Gobernador y éste se lo había denegado.

Podría pues plantearse que Oswald quería acabar con el Gobernado Connally y que era a él al que apuntaba, en lo que podía, con su porquería de rifle y su mira de juguete. Un rifle que en la Primera Guerra Mundial, en la que se usó, fue conocido por el sobrenombre del “Humanitario”, por la poca precisión que tenía.

Según esto, Oswald estaría disparando para darle a Connally y acabó matando a Kennedy. Connally recibió serias heridas pero fue debido a que la segunda bala, la que salió por la garganta del Presidente, impactó en el Gobernador, que iba sentado delante. No obstante, Connally siempre estuvo convencido que la bala que le entró por el hombro derecho era producto de otro disparo diferente al que alcanzó a Kennedy y así lo mantuvo en la Comisión Warren.

De tener razón Connally, (en la Comisión Warren dijeron que estaba equivocado), pudiera ser que Oswald disparó un primer tiro que falló y uno segundo que le dio a Connally. Mientras otro tirador desde otro edificio como el Dal-Tex disparaba sobre Kennedy dos tiros que le mataron. El tiro contra la nuca de Kennedy del segundo tirador y el tiro contra el hombro de Connally serían casi simultáneos. Aunque por lógica, la bala que salió de la garganta del Presidente siguió su trayectoria y es fácil que impactara en el Gobernador que estaba sentado delante mismo.

Ruta que siguió la caravana presidencial . La desviación que se aprecia girando para bordear la Plaza Dealey hizo que la caravana bajase mucho la velocidad. 

Jacqueline, la esposa del Presidente, se levanta de su asiento y se desplaza hacia el maletero del coche para coger un trozo de cráneo que había salido despedido. Un agente del Servicio Secreto Presidencial se sube al vehículo desde atrás para obligar a Jacqueline a que regrese a los asientos y se proteja.
Rifle que pertenecía a Oswald. Diseñado en la Primera Guerra Mundial, en Italia, lo compró por correo, de segunda mano,  por unos veinte dólares con la mira incluída. 

Disparos frontales:
La teoría de que algún disparo se hiciera desde el frente del vehículo no tiene mucho fundamento. Desde el frente es difícil disparar salvo que el tirador esté en una posición muy elevada, porque está el gran parabrisas del coche. Y el conductor, el Gobernador y su esposa, estaban sentados delante del Presidente.


Basta ver la fotografía de la autopsia del Presidente para observar como el orificio de entrada del proyectil está en la parte trasera occipital de su cabeza. Es un orificio de entrada sin ningún lugar a dudas. Incluso en la radiografía se ve el agujero casi perfecto que dejó la bala al penetrar.


El Vicepresidente Jonshon, texano, jura el cargo de Presidente acompañado de Jacqueline. Acto llevado a cabo en el avión presidencial que llevaba a bordo el cadáver de Kennedy desde Dallas a Washington.

Comienzan las sospechas:
Oswald fue abatido por Jack Ruby, un empresario de locales nocturnos ligado a la mafia. Le disparó a bocajarro cuando sacaban a Oswald de la comisaría de policía donde estaba detenido para llevarlo a la prisión central. El hecho de que Oswald fuera silenciado por una persona relacionada con la mafia, desató todas las sospechas. 

Kennedy había ganado las primarias de Virginia con el apoyo del mafioso Sam Giamcana, conocido del padre del Presidente. Recurrieron al mafioso porque el padre del Presidente lo conocía de la época de la Ley Seca, cuando traficaba con whisky ilegal. El apoyo mafioso sería a cambio de que se apoyara la liberación de Cuba del castrismo y que la mafia recuperase los hoteles y casinos que les habían sido expropiados por Castro. 

Kennedy dejó  que prosperase la operación de invasión de Bahía de Cochinos, en Cuba. Unos miles de cubanos exiliados habían sido entrenados en EE.UU. para desembarcar en esa playa y avanzar hacia La Habana. Pero para ello era necesario que la marina de EE.UU. apoyase con sus cañones y aviones el establecer la cabeza de playa arrasando a la aviación artillería cubanas. Una vez puesta en marcha la operación, cuando hubo que dar la orden para que los aviones norteamericanos despegaran de los portaviones, el Presidente se echó atrás. Y los que habían desembarcado en la playa quedaron a merced de las tropas cubanas.

El Presidente sabía que aquello que había hecho era muy gordo. Debió haber abortado la operación desde el principio o haberla seguido hasta el final. Pero tuvo indecisión y provocó una masacre entre los exiliados cubanos de Bahía de Cochinos. La mafia se sintió traicionada a su vez. El propio padre del Presidente visitó a Sam Giancana para pedirle que no tomara represalias contra su hijo. 

Por esto, Jack Ruby no tenía que tener ningún estímulo personal para acabar con Oswald. Al fin y al cabo, si había sido Oswald el autor de los disparos, le había hecho un favor a la mafia eliminando al que consideraban un traidor, que además había nombrado Fiscal General a su hermano Robert, que desconociendo los tratos del Presidente con los mafiosos, se había puesto a endurecer el control de los negocios de los mafiosos en EE.UU. Lo que faltaba para el duro después del fracaso en Bahía Cochinos.

Aunque Ruby expuso que lo había hecho para vengar el asesinato del Presidente, era poco creíble. Lo más lógico fue pensar que algo sabía Oswald que no querían que fuera revelado. Ruby tenía fuertes deudas. ¿Pudo ser inducido por la mafia a disparar a cara descubierta a Oswald si no quería acabar en un lago con los pies dentro de un bloque de cemento?. ¿Existía algún complot del que formaban parte tanto Oswald como Ruby?. Preguntas de este tipo surgieron por todas partes. Pero nunca se ha logrado aclarar de una forma fehaciente. 


Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy:

18 comentarios :

Anónimo dijo...

Bucan, otro asunto confuso es lo del asesinato del policía Tipit que achacan a Oswald en su huída . Es un gazapo claro de la Comisión Warren. Dice en su informe que Oswald disparó sobre el policía, que salió huyendo según los testigos y que los cuatro casquillos encontrados en el lugar de los hechos "procedían más allá de toda duda de su revólver". Dado que el revólver no expulsa casquillos, ese razonamiento de la Comisión Warren es absurdo. Podría interpretarse como un gazapo metido a propósito, entre otros, como muestra de que la Comisión actuaba bajo presión de evitar inculpar a la URSS, a Cuba, a la Mafia o a cualquier otra organización, en aras de no forzar a EE.UU. a tomar acciones contra alguno de esos grupos o estados. La Comisión Warren pasó por alto muchos hechos raros como éste de los casquillos. Pudiera ser su intención que los futuros investigadores e historiadores vieran en esos gazapos en que circunstancias se desarrolló la investigación de la Comisión Warren, bajo presión de dar por cerrado el caso con la tesis del asesino único chiflado como fuera. Es como decir, si hemos tragado con que el revólver expulsó los casquillos, imaginaros las demás cosas que hemos tenido que tragar.

bucan negro dijo...

Anonimo:
Habría que empezar explicando para los que lean esto y no lo sepan que el policía Tippit, que estaba de patrulla con su coche en Dallas en los momentos del asesinato, fue acribillado con cuatro tiros y que se acusó a Oswald de ser el culpable en su huída.

El detective que inspeccionó la escena del crimen recogió cuatro casquillos del suelo, los marcó con una señal como solía hacer para que quedara constancia de que esa era la prueba encontrada en el lugar del suceso y no otra. Y anotó que eran de una pistola automática del calibre 38.

Pero Oswald portaba un revólver del 38. Y el revólver no expulsa los casquillos. Tendría que haberse parado Oswald al lado del Tippit muerto, abrir el tambor, sacar los casquillos vacíos y tirarlos al suelo.

Podría haberlo hecho para recargar el revólver pero no tiene sentido que se quedara allí, al lado del cadáver haciendo eso. Los testigos vieron salir corriendo al que disparó al policía, no hablaron de que se quedara allí recargando el arma. Sin contar con que Oswald hubiera podido tomar el revólver del policía muerto si lo que quería era una arma cargada.

La Comisión Warren, ante algo tan evidente, saltó por encima diciendo que una pistola automática del 38 era un arma muy poco usual, lo cual es una argumento más bien ridículo. Esquivaron el engorroso tema. Tu punto de vista de que expusieran en su informe final un gazapo tan gordo como que "los casquillos encontrados en el lugar del crimen fueron expulsados por el revólver de Oswald" cuando eso es imposible podría ser una razón para que tragasen con algo tan irreal.

Por otra parte, el detective que investigó el lugar del crimen adujo en la Comisión Warren cuando le mostraron los cuatro casquillos que esos no eran los que él recogió, que esos no tenían la marca que él siempre hacía a las pruebas que recogía. Pero tampoco pareció importar mucho esta objeción del detective.

Anónimo dijo...

Mi duda es si una munición tan vieja como la usada por Oswald conservaba la potencia suficiente para atravesar el cuerpo de Kennedy, entrar en Connaly y salir, impactando después en su muñeca y de ahí al muslo. Por no hablar de hacer esos blancos tan perfectos con un rifle tan malo.

bucan negro dijo...

Anónimo:
Las balas de rifle son potentes. Pueden atravesar a dos personas perfectamente si no chocas con hueso e incluso a veces aún así. Es verdad que era munición muy vieja. Las vainas contenían solenita, que es una mezcla de nitroglicerina y trinitocelulosa, un explosivo inventado al final del siglo XIX. No usaban pólvora. Ignoro el grado de degradación de la solenita con el tiempo.

Lo que sí parece indicar es que Oswald no podía disponer de mucha munición tan antigua. Quizás la que le enviaron con el rifle. Se supone que hay que practicar bastante con un rifle para hacer blanco en algo relativamente distante y en movimiento. Entre otras cosas, para ajustar la mira al rifle y a la distancia en que se pretende alcanzar el blanco. No sé donde ni con que munición pudo Oswald hacer tales ensayos, más cuando hacía poco tiempo que había comprado el rifle. Lo dicho, de ser el único tirador, hay que aplicar la teoría de que acertó por churro, si es que tiraba a Kennedy y no a Connally, como apuntaba su mujer Marina.

Luis dijo...

Da la impresión de que el propio Kennedy se metió sólo en el matadero. Porque fue él el que se empeñó en recorrer Dallas en un coche descapotable en contra de la opinión de los agentes del servicio secreto. He leído que uno de los agentes era amigo personal de él de la juventud y que en un momento dado se subió sobre la parte trasera del vehículo para ir de pie detrás de Kennedy, subido a la plataforma del guardabarros trasero y agarrado a la manilla que disponía el vehículo para eso, situada sobre el maletero de atrás. Pero Kennedy le dijo que se bajara, que no quería escoltas sobre el coche. Es el escolta que se sube después para empujar a Jackeline hacia dentro cuando ella intentaba sujetar el trozo de cráneo despedido de la cabeza de su marido.

bucan negro dijo...

Luis:
Es una paradoja más del caso. Efectivamente fue Kennedy el que quiso ir en coche descubierto y sin escoltas sobre el mismo. Y eso que sabía por su padre que la mafia le consideraba un traidor a los pactado con el añadido de que su hermano Robert, nombrado Fiscal General, estaba apretando a los mafiosos.

Por lo visto Kennedy había comentado a su personal de confianza que consideraba que la mafia no le perdonaría y su mayor temor era sufrir un atentado en el que mataran también a sus hijos. Hay quien ha barajado la teoría de que Kennedy se ofrecía a pecho descubierto en sus apariciones para que si atentaban, no fuera cuando estaba con sus hijos.

Para más inri, el trazado original de la comitiva no contemplaba la desviación desde la avenida principal hacia esa plaza Dealey, donde debía reducir mucho la velocidad, para después regresar a la avenida principal y seguir ruta a más marcha. Por lo visto el cambio se decidió en la noche del día anterior. No se sabe muy bien por quien. Apuntan a que pudo ser el alcalde de la ciudad. El caso es que en la prensa se publicó el recorrido y era el original, no se recogía ese cambio de rodeo de la plaza Dealey, donde le mataron.

La pregunta que se suscita es que si oficialmente el recorrido difundido no contemplaba esa desviación por la plaza Dealey que hacía Oswald llevando su rifle al edificio del almacén de libros si el coche presidencial no iba a pasar bajo su ventana como después hizo. ¿Pudo escuchar en la radio que se había producido ese cambio y que bordearían la plaza?. ¿Alguien organizó el cambio para que Oswald o bien Oswald y otro tirador pudieran disparar sobre el Presidente?.

O todo fue un churro, con fallos de seguridad y suerte de Oswald o fue una trama muy urdida. Para Jacqueline, detrás estaba la mano del Vicepresidente Jhonson, (se llevaba fatal con Kennedy). Para Johnson, detrás estuvo la mano de Castro (en una entrevista dijo que Kennedy había querido matar a Castro y que este se le adelantó). Kennedy temía a la mafia. Los anticastristas traicionados en Bahía Cochinos también eran sus enemigos. Mucha gente deseaba verle muerto. ¿Fue al final un chalado Oswald el que por churro acabó con el estorbo?. Sería la paradoja final.

Anónimo dijo...

No me digáis que el caso no se presta a la sospecha porque Oswald consigue un trabajo en el almacén de libros ese, compra un rifle por correo y al mes pasa al lado del almacén de libros el presidente de EE.UU. en un coche descubierto y a baja velocidad y lo mata. Y si es un majara solitario, lo normal es que al detenerle clame que lo mató porque era enemigo de Cuba, o del comunismo, o de lo que fuera el motivo que le impulsó a disparar. No tiene sentido que un fanático majara no reivindique su acción una vez que le han pillado. Se supone que está convencido de sus ideas, que quiere pasar a la Historia como el hombre que acabó con lo que él considera equivocado y todo eso. Tenemos el caso de los terroristas islamistas. Y sin ir más lejos, el de los terroristas etarras que iban al juicio a pavonearse de su acción y de su ideología fanática.

bucan negro dijo...

Anónimo:
Tal como lo relatas, que es la verdad, puede pensarse en un complot. Pero tampoco se pueden descartar la sucesión de casualidades. A veces suceden hechos improbables de forma seguida y dan lugar a resultados desconcertantes.

De ser un complot, no creo que Oswald fuera el encargado de eliminar a Kennedy, sino el hombre de paja que debía hacer de chivo expiatorio, porque de otro modo le hubieran proporcionado un mejor rifle con una mejor mira telescópica. De ser un complot, tendría que haber un segundo tirador al menos que sería el encargado de asegurar que el Presidente no saliera vivo de esa plaza.

Al tener Kennedy tantos enemigos, cabe pensar que podría haber diferentes planes de atentado. Muchos habrían fracasado y otros estarían en estudio y preparación . En la plaza Dealey murió, bien porqué el plan de liquidarlo funcionó o bien porque un chalado Oswald acertó de churro (salvo como ya he apuntado antes que quisiera acabar con Connally y le diera a Kennedy). Esa es la cuestión que no se ha aclarado de forma fehaciente.

Anónimo dijo...

Se habla de paradojas pero la mayor es que Kennedy tenía un amplio repertorio de enemigos: los soviéticos, los cubanos castristas, los cubanos anticastristas, la mafia y hasta la CIA o el FBI o antiguas amantes o algún marido de estas. Y al final lo quita de en medio un chalado como Oswald. La gran paradoja si aceptamos esa teoría de que acertó de churro. Quizás es verdad que Oswald tuvo suerte en su atentado, que fue de churro. Por mi parte me cuesta creer que después de fallar el primer disparo haga dos más que den en el blanco. Carga, apunta y dispara a una velocidad tremenda y da dos veces, una en el cuello y otra en la cabeza, sobre un blanco en movimiento. Si fuera un solo acierto, probablemente sería fácil aceptarlo como tirador único. ¿Pero es posible dos blancos seguidos en tan poco tiempo?. Sería interesante saber si se han realizado pruebas de reproducción de la escena con el mismo tipo de rifle y de mira. ¿Es posible hacer dos blancos con dos disparos en menos de ocho segundos?. ¿Se sabe si alguien lo ha hecho con éxito?. Siempre he oído que con ese rifle se puede disparar dos veces en ese tiempo pero no da tiempo a apuntar. O puede uno apuntar y entonces te pasas de tiempo. ¿Será esto cierto?.

bucan negro dijo...

Anónimo:
Se ha barajado que la CIA pudiera estar detrás del asesinato pero no lo creo, porque ellos tenían otras herramientas para quitarle de en medio, no necesitaban eliminarlo físicamente.

El senador Bob Baker suministraba mujeres alegres a otros senadores y a Kennedy. En septiembre de 1963 saltó en la prensa el escándalo de que una de estas mujeres alegres, Ellen Romets, era una alemana bellísima que era espía soviética. Ella había venido de Alemania a EE.UU. como esposa de un sargento norteamericano que había estado destinado en Europa pero pronto comenzó a relacionarse en los mejores círculos de Washington.

Kennedy la había visto tan atractiva que le pidió a Baker que se la llevase a la Casablanca. Así se convirtió ella en amante de Kennedy. El Presidente le dijo a Baker que nunca había estado con una mujer tan excitante sexualmente como esa alemana. Y eso que había sido amante de Marilyn Monroe.

La CIA y el FBI averiguaron que esa alemana era una espía y la deportaron de EE.UU. Tenían a éste pillado en Octubre de 1963, un mes antes de que lo mataran. No necesitaban eliminar físicamente a Kennedy, puesto que podían arruinar su carrera política. Sin contar que también disponían de otro dossier sobre otra amante peligrosa, Judith Campbell: ella era al mismo tiempo amante del jefe de la mafia Sam Giamcana.

Kennedy comenzaba a prepararse para las nuevas elecciones presidenciales y pensaba presentarse. Se sabía acorralado, estaba en manos de la CIA y el FBI y parece que decidió hacer campañas populares, baños de multitud, como pasearse en descapotable por Dallas. Y ahí fue asesinado.

Referente a si hay una prueba realizada simulando las mismas circunstancias por ver si es posible o no hacer dos blancos así en ese tiempo y con ese rifle y esa mira, no he leído algo que me resultara creíble. Una versión dice que el FBI reconstruyó la escena con el rifle de Oswald y que un agente dijo que la mira no estaba bien alineada: de ser cierto esto la chiripa de Oswald al conseguir dos blancos fue total.

Luis dijo...

Quería apuntar que Oswald estaba como un cencerro o hay más historia oculta detrás. Porque Oswald lo mismo disparaba sobre Kennedy que sobre un opositor político a éste. Unos ocho meses antes del asesinato de Kennedy, Oswald disparó contra el General Edwin Walter, un feroz crítico y opositor de Kennedy. Pero Oswald fue tan torpe que estando el General en el salón de su casa, en la planta baja, cuando se le veía delante de una ventana, Oswald disparó y falló. El General sólo sufrió heridas leves debido a las esquirlas de la ventana atravesada por la bala. Es lo curioso: falla contra un blanco estático y acierta dos plenos seguidos contra un blanco en movimiento y mucho más alejado. Lo dicho, hay más historia oculta o como mantiene el post, lo de Oswald matando a Kennedy fue una potra de suerte.

bucan negro dijo...

Luis:
La explicación que da la Comisión Warren es que Oswald era un tipo antisocial con una personalidad que le empujaba a actos violentos y que buscaba un sitio en la Historia. Lo raro del tema es que si buscaba un sitio en la Historia no asumiera su crimen explicando sus motivos. El caso de Robert Kennedy, asesinado un año después de tres tiros de revólver por un palestino tiene más lógica: el palestino consideraba que Robert Kennedy apoyaba a Israel y que por ello debía morir y así lo expuso después del crime. Con un revólver de ocho balas del calibre 22 disparó tres tiros contra Robert Kennedy y otros cinco contra cinco personas que estaban alrededor de él. Un acto terrorista de corte fanático islámico asumido.

Anónimo dijo...

Tal como relatan los hechos oficialmente, habría que deducir que Tippit cometió un error garrafal de procedimiento. Estaba en su coche y vio un hombre que coincidía bastante con la descripción del sospechoso de asesinar a Kennedy que describían por la radio del coche patrulla. Desde la ventana del vehículo policial le gritó al sospechoso que se acercara para identificarle. El sospechoso se acercó al coche policial mientras Tippit salía del mismo y le disparó cuatro tiros de los cuales le dieron tres, uno en la cabeza. Tippit debió pensar que si el sospechoso era el que asesinó a Kennedy sería un tipo muy peligroso e iría armado casi con total seguridad. Lo mínimo que debería hacer sería haber sacado su arma y encañonar al sospechoso o pedir ayuda por radio y dedicarse a seguir al sospechoso. Podría decirse que actuó como un pardillo. Otra explicación sería que Tippit conociera de algo a la persona a la que ordenó detenerse y no pensara que era peligrosa.

bucan negro dijo...

Anónimo:
Por lógica y por puro instinto de conservación parece evidente que Tippit no debió confiarse como lo hizo llamando al sospechoso desde dentro de su coche saliendo después del mismo sin empuñar su arma por si las moscas, más en Dallas, ciudad de Texas donde casi todo el mundo tiene armas. Como apuntas, cometió un error garrafal y difícil de explicar salvo que efectivamente conociera al hombre que le disparó y no pensara que era peligroso.

El policía que acudió al lugar del crimen encontró los casquillos en el suelo, los miró y dijo por radio que "Tippit había sido asesinado con una automática del 38". El hecho de que Oswald llevara revólver, que no expulsa los casquillos (una de sus ventajas en los crímenes, por eso era el arma preferida de la mafia), es lo que vuelve confusa y sospechosa toda la historia, como ya se comentó anteriormente sobre el tema. Carece todo sentido que el que asesinó a Tippit se pusiera allí a recargar el revólver y echar los casquillos al suelo, dejando pistas innecesarias.

Oswald fue detenido porque un dependiente de un comercio vio que estaba mirando el escaparate y le dio la impresión de que aquel hombre simulaba contemplar el escaparate porque huía de algo. Había movimiento de coches policiales y Oswald se mantenía de espaldas a la calle fijo en el escaparate. Cuando Oswald se fue andando, el dependiente de la tienda lo siguió y observó que se metía en un cine. La que estaba en la ventanilla del cine estaba distraída leyendo algo y Oswald se introdujo dentro sin que ella se diera cuenta.

El dependiente de la tienda llamó a la policía y contó que había seguido a un hombre que le parecía sospechoso hasta un cine. La policía acudió al lugar y le preguntó a la taquillera que si había entrado un hombre hacía poco. Ella dijo que no había sacado nadie la entrada desde que había empezado la película hacía ya bastante tiempo. Oswald se le había colado sin que ella se percatara, como ya mencioné. La policía entró en el cine, se encendieron las luces y detuvieron a Oswald después de un forcejeo.

Es decir, Oswald no fue detenido en una acción directa de persecución después de disparar a Tippit, sino de una forma indirecta por sospechas hacia su comportamiento de un dependiente de una tienda. ¿Fue él realmente el que disparó a Tippit?. ¿Conocía a Tippit por algún motivo y ello hizo que el policía se confiara?. ¿Puede un policía confiarse hasta ese punto cuando pretende interrogar a un sospechoso de haber disparado contra el Presidente de EE.UU.?. Una incógnita más del tema.

Pablo dijo...

He leído vuestra pregunta sobre si es posible o no lograr dos blancos consecutivos con ese fusil en tan poco tiempo. He leído algo sobre el tema y resumiré algunas conclusiones: claro no está. La propia comisión Warren, que concluyó que Oswald fue el único tirador expone en la página 111 de su informe una duda:

“El mayor motivo de duda proviene del primer tiro fallado. Indica la improbabilidad de que el mismo tirador que acertó dos veces un objetivo en movimiento fuera tan inexcto en su primer disparo, hasta el punto de no dar ni al gran automóvil”.

La comisión Warren contrató a tres fusileros de élite para intentar duplicar la supuesta hazaña de los disparos de Oswald. Los tres tiradores altamente cualificados dispararon 18 rondas empleando miras telescópicas y 3 rondas apuntando directamente sobre el hierro del cañón, a pelo, sin miras.

Ellos emplearon supuestamente la misma arma homicida, el Carcano de Oswald. Entonces, ¿qué sucedió? No le dieron ni a la cabeza ni al cuello de las siluetas blanco en 18 de las 18 ocasiones en las que usaron la mira. Y fallaron 2 de las tres veces en que dispararon cuando se dispara apuntando directamente sin la mira. En otras palabras, que se perdió la cabeza y el cuello de las siluetas 20 de 21 veces. Varios de sus fallos al blanco eran abultados, distantes de la cabeza o el cuello.

Es revelador que le dispararon tan mal a pesar de que la Comisión Warren les permitió tomar todo el tiempo que ellos querían para el primer disparo, a pesar de que dos de ellos tomaron más de 6 segundos para disparar, a pesar de que sólo estaban disparando desde 30 metros de altura, e incluso a pesar de que estaban disparando a siluetas estacionarias, no moviéndose sobre un coche que se desplaza.

A pesar de que la prueba hecha por la Comisión Warren con tres tiradores de élite reconocidos en campeonatos de tiro fue un fiasco y sólo en una ocasión alcanzaron los blancos de 21 intentos, (blancos estáticos sin movimiento), lo que indicaba que el fusil Carcano de Oswald era muy impreciso, la Comisión consideró que Oswald lo había conseguido, que era el único tirador.

bucan negro dijo...

Pablo:
Gracias por tu exposición detallada del informe Warren sobre la prueba de los disparos. Parece que la Comisión Warren se acogió a las tres pruebas en que los expertos dispararon con el rifle sin usar la mira, disparando a pelo, como dices. De las tres pruebas, en una de ellas acertaron los blancos. Así que decidieron que aunque difícil era posible hacerlo y que Oswald lo había hecho. Es evidente que obviaron que Oswald no era un tirador tan cualificado como los de la prueba, que eran profesionales del las armas en activo y que los blancos de la prueba eran estáticos.

El FBI informó que la mira del rifle no estaba bien alineada y que Oswald dispararía apuntando sobre el cañon, sin emplear la mira. Lo que no explican es porqué Oswald no desmontó la mira si no pensaba usarla, ya que sólo era un engorro para sus fines.

wilson garzon dijo...

Amigos si puede haber sido, como llamamos aquí en Colombia unos tiros de Chiripa, además Oswald fue francotirador en el ejercito, yo he disparado armas a tiro de reacción y he pegado en el blanco sin apuntar, eso se logra con práctica y habilidades innatas, el pudo haber impactado de suerte y el primer tiro que disparo en un informe reciente haciendo mediciones con laseres y tiempos parece que la bala rozo un tubo de alumbrado pudiéndose desviar.
(Cualquier arma sea insignificante en manos de un experto es letal)

bucan osez dijo...

Wilson:
Por supuesto que se hacen blancos por chiripa. Lo difícil es hacer dos seguidos sobre un blanco móvil y en situación de tensión temiendo ser descubierto.

Oswald recibió adiestramiento para disparar como marine pero su especialidad era el radar además de aprender ruso. Fue destinado a una base desde donde controlaban aviones que sobrevolaban territorio ruso. Y no se sabe que hubiera hecho prácticas de tiro desde que desertó a la URSS hasta que disparó contra el coche presidencial.

Pero en fin, sin pruebas de nada concreto cabe aceptar la teoría del churro o de chiripa.