Cartero cara dura y vago: no repartía | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Cartero cara dura y vago: no repartía


cartero-jeta-descansando
El caso del cartero cara dura que no repartía la correspondencia sucedió en Córdoba (Argentina) y se descubrió en Marzo de 2015. La policía encontró miles y miles de cartas en sacos y cajas en el domicilio del jeta. Entre lo no entregado había de todo: correspondencia normal, notificaciones certificadas, etc. 

Lo curioso es que no fueron quejas de personas que observasen que ciertas cartas que esperaban no llegaban lo que descubrió el pastel. Fue una denuncia del propio jeta cuando sufrió un robo. Los agentes fueron a la vivienda a revisar y se encontraron con bultos llenos de objetos postales. En cuanto averiguaron que la profesión de ese hombre era la de cartero dedujeron que algo raro había ahí y lo pusieron en conocimiento de Correos y del fiscal.

Cabe suponer que no se las llevaba a casa en busca de algo de valor dentro de los sobres ya que no estaban abiertos. Se acumulaban en sacos y cajas. Todo indica que el objetivo era evitar el trabajo de recorrer calles y portales dejando la correspondencia. Es decir, se había vuelto un vago. 

Tiene algo de complicado y fatigoso el repartir correspondencia. Has de llevarla ordenada por calles y números de portal. E ir de uno en uno depositando las cartas. Hay días duros en los que hay mucho para entregar. 


cartero-vago

Pero si te llevas la saca a casa, la vacías y te vas a tomar alguna cerveza a algún bar o a descansar a la cama, el trabajo es un chollo. Eso es lo que debió deducir nuestro astuto y a la vez estúpido amigo. Quizás lo hizo un día porque estaba cansado o agobiado pensando que mañana lo repartiré y de repente se encontró con que había descubierto el vellocino de oro de la profesión de cartero: si no repartes nada es trabajo es una bicoca. Ni esfuerzo ni estrés.

El problema es que los sacos se van acumulando en casa si no les das alguna salida. Quizás estaba pensando como deshacerse de ello aunque quizás la vagancia le hacía ir procrastinando con el tema y dejarlo para otro día. Y así, día a día, se acumulaba hasta que apareció la policía. 

Probablemente sentiría cierta inquietud y se tranquilizaba diciendo que ya las repartiría. Pero cada mañana se levantaba, veía lo acumulado, le caían goterones de sudor, recogía en la oficina la nueva saca y regresaba a su domicilio para depositarla. Y se volvía a la cama.

meme-vagancia

meme-vago-cansado


Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy: