EL VALOR ECONOMICO DEL IDIOMA | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

EL VALOR ECONOMICO DEL IDIOMA

El VALOR ECONOMICO del idioma es algo muy a tener en cuenta en un mundo donde la competitividad es fundamental. El idioma más conveniente es el que aporta más valor económico. En ese sentido, el idioma más conveniente es el inglés. Es donde más información original se puede encontrar o traducida de otros idiomas  y es con el que más gente en el mundo te puedes comunicar.

A continuación, como idioma multinacional, viene el español, hablado por más de cuatrocientos millones de personas en 21 países y que es el más usado en Internet después del Inglés y el Chino.


El chino es la lengua más hablada, por razones de la numerosa población de China, pero no cabe considerarlo idioma internacional ya que no es usado como medio de comunicación entre gente de diferentes países y sociedades como sucede con el inglés o el español, que por tanto, son los dos principales idiomas multinacionales.

Según un informe titulado “El Español en la red”, como resultas de un investigación de José Luis García Delgado, director del programa de Fundación Telefónica, el español es la tercera lengua más usada en Internet, después del Inglés y del Chino. Hay 136 millones de usuarios en español en Internet, un 8% del total mundial. En primer lugar está el inglés, que representa el 38% del total y después el chino, que es el 22%.

En el mundo hay más seis mil lenguas, pero apenas una docena de idiomas multinacionales. Salvo ésta docena de idiomas internacionales, el resto son lenguas regionales fosilizadas condenadas a medio y largo plazo a su desaparición, al ser más un lastre económico que una ventaja comparativa. La mayoría de ellas cuesta más dinero mantenerlas en estado zombi que lo que puedan aportar como valor económico.

Las lenguas, sometidas a la misma ley que la de conservación de las especies de Darwin, van cayendo en el camino de la evolución y al final, desapareciendo, quedando como material de estudio de filólogos, como los arqueólogos estudian los huesos de las especies desaparecidas.



El idioma internacional del futuro probablemente sea el spanglish, debido a la influencia del inglés sobre el español, debido sobre todo a Internet, aparte de que la revolución tecnologica fue realizada mayoritariamente en Inglés, y el que inventa y crea es el que pone nombre a las cosas. Con el añadido de que en EE.UU. ya hablan español más de cuarenta millones de personas. Veamos por ejemplo una descripción de lo que se compone un blog en Internet:

“El blog está englobado en el outer wrapper, donde se encuentran el head, el main, los sidebar y el footer. En el head es donde va el título del blog. En el main van los post. En los sidebar, suelen servir para linkear otros blogs, con los blogroll, y también para poner banners,  logos, gadgets, widgets, etc…”.


Camiseta que venden en: zazzle.com/

Hay mucha gente que desprecia el valor económico del idioma o antepone supuestas bondades a las lenguas más allá de su función como herramienta para comunicación. Los nacionalismos, hasta le atribuyen al lenguaje supuestos derechos por encima de los derechos individuales. Pero lo cierto es que los países donde más lenguas regionales se hablan, tienen un grave lastre para su desarrollo.


El argumento de ZP para justificar el dispendio y la babelia del Senado es que todas las lenguas son españolas. En una puridad de concepto, oriunda de aquí sólo es el vasco, puesto que las demás derivan del latin del Imperio Romano. Pero que el vasco sea una lengua española no justifica gastar recursos en inmersiones lingüísticas ni en pagar traducciones simultáneas en el Senado, porque hay necesidades mucho más perentorias. Las necesidades son infinitas y los recursos son limitados. Y el dinero público no se debería emplear en improductivas nostalgias nacionalistas propias del siglo XIX.

Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy:

1 comentarios :

Carlos Fernández Ocón dijo...

No esperarás que tengan en cuenta lo obvio, lo evidente, lo funcional, lo práctico o lo barato. Hay cosas más importantes que todo eso... para ellos. Es preferible una ruina, pero bien catalana, bien vasca o bien gallega. Y no importa estar en el paro siempre y cuando los formularios estén en la lengua materna... de unos cuantos.