LOS BUENOS NEGOCIOS SON ARTE: WARHOL | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

LOS BUENOS NEGOCIOS SON ARTE: WARHOL

Decía Andy Warhol que los buenos negocios son arte. No cabe duda de que él se las apañó bien para hacer buenos negocios, convirtiéndose en casi un icono del arte contemporáneo para muchos a base de pintar latas de comida o botellas de Coca-Cola que se vendían a buen precio. Uno de sus cuadros, el conocido como  “Green Car Crash” se vendió en una subasta de Mayo de 2007 por algo más de 70 millones de dólares. Si, setenta millones.


El cuadro, un lienzo de más de siete metros, es como un collage en torno a una foto de un suceso real. Muestra a un coche volcado, ardiendo y a un hombre como colgado de un poste.


Detalle del cuadro donde se observa al hombre clavado en el poste.
El coche volcado y ardiendo.


Sucedió durante una persecución policial. En 1963, un hombre no se detuvo ante un alto policial y aceleró. Perseguido por un coche patrulla, se salió de la calzada y volcó, incendiándose. El conductor del vehículo, salió despedido del coche, con tan mala fortuna que se clavó contra uno de los hierros horizontales que tenía el poste para que sirviera de escala para poder ascender hasta donde están los cables que soporta dicho poste.

La foto del tremendo suceso fue publicada por la revista Newsweek y fue la foto que le sirvió a Wandy Warhol para construir éste cuadro cubierto de una pátina verde. Formaba parte de otra serie de cuadros donde reflejaba sucesos escabrosos y algo siniestros.

El cuadro se vendió en subasta, el 16 de Mayo de 2007, en la casa Christie´s de Nueva York, por algo más de setenta millones de dólares. Seguro que a muchos les puede parecer increíble, pero es cierto.



Vista general del lienzo vendido en algo más de 70 millones de dólares.
Los buenos negocios son arte, decía Warhol.

Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy:

1 comentarios :

Candela dijo...

¿Ya está vendido? ¡Qué pena!

Con lo bien que hubiera quedado en mi cuarto de estar...