Sobaco Global
Si no conocías el blog, debes de ser nuevo en Internet
BIEN
VENIDO
AL BLOG

Mujeres meando en grupo mientrastanto

mientras tanto igualdad mujer meando
En los restaurantes y otros lugares públicos es habitual ver colas de mujeres esperando delante de las puertas de los W.C. para poder mear. Una solución para aligerar esas colas podría ser la que se ve en la foto, mujeres meando en grupo, usando los mismos mingitorios que usan los hombres. Además sería un paso más en pro de la igualdad de la mujer y el hombre, tan reivindicada en estos tiempos. Pero esa idea se ha perfeccionado mediante el conocido como Pollee, que se ve en la foto siguiente. Serían cuatro mingitorios unidos en bloque, formando una especie de cuadrado. En cada uno de sus lados se aposenta una mujer.

mientras tanto mear mujeres grupo






MAS MIENTRASTANTO


mientras tanto mujer varada


mientras tanto gimnasia mujeres


mientras tanto titis mujeres


mientras tanto macizorras macizas


mientras tanto tetamen maciza


mientras tanto maja portada


mientras tanto maciza mujeres


mientras tanto maciza carta navidad

Otros artículos:

Agrégame a tus Favoritos


Más vistos hoy:


4 comentarios :

El Periódico de El Prat dijo...

Que vuelva la turca, es lo mas higienico y facilita el transito

Leona catalana dijo...

Quita, quita, cuando celebramos una fiesta en una disco VIP de Barcelona los de PxC, para tomar fuerzas terminada la campaña y atacar las elecciones municipales, el meodrómo era unisex, uno para todos/as.

A las cuatro de la mañana, la cola salía hasta la terraza, ¡sólo había dos cubículos!

A mí me da igual que haya hombres, cierro la puerta y listos, pero caramba, sólo dos tazas -y nada más-, con lo que tardaban las emperifolladas que se habían puesto de 21 botones...

Dos compañeras -ex- que se me pegarón toda la noche, parecían venir de la boda real británica, te lo juro. Enormes faldones hasta los pies, que caminaban dando traspiés, lentejuelas cuyo brillo se reflejaba en los tres kilos de maquillaje que se habían aplicado con fervorosa dedicación, zapatos que las estaban matando, y peinados imposibles que tenía que aguantarme la risa cada vez que las miraba.

A esa hora yo ya estaba más que harta y sólo faltó un mariquita de no más de 20 años, empeñado en bailar conmigo. Un poco más y le clavo los colmillos, je je je...

Bucan dijo...

Zorrete, te puse un post comentando lo de los dos botones.

Periódico, me parece que es demasiado drástico. Y si tienes alguna copa, te puedes caer dentro, ja,ja.

Leona, yo he visto casos como el que cuentas y al final montones de mujeres emperifolladas meando por las esquinas de la calle como podían o escondidas entre coches aparcados.

michael_jose_vs dijo...

muy ricas estan