Demasiado sexo puede ser malo | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Demasiado sexo puede ser malo

demasiado-sexo-puede-ser-malo
Brillante anuncio de demasiado sexo puede ser malo pero referido a controlar la actividad procreadora de los animales, porque muchos dejan que se reproduzcan sin tener previsto si las crías van a ser adoptadas por personas o no. Es una publicidad de la sociedad protectora Peta. Es todo un modelo de anuncio para captar la atención. No falta su buen trasero, elemento esencial para que un anuncio no pase desapercibido. Después pondré algún otro ejemplo.


Quizás muchos internautas lleguen a este artículo creyendo que se trata de un estudio que les permita averiguar si su desenfrenada actividad sexual puede ser nociva. Siento que puedan sentirse frustrados. Para empezar, en estos temas siempre es subjetivo lo que se entiende por "demasiado". Lo que para unas personas es normal, para otros es una exageración.

Además, otro factor a tener en cuenta es el tipo de actividad sexual que se practique. Porque hay parejas que a la hora de holgar lo hacen de forma pausada y otras lo hacen con gran frenesí, necesitándose gran forma física y acelerándose mucho las pulsaciones: de vez en cuando se dan casos de gente que la palma mientras está fornicando por haber forzado demasiado su organismo.

Y ahora, veamos algún otro ejemplo de publicidad impactante:








Otros artículos de curiosidades:
Gifs animados: chicas borrachas
Traseros macizos, publicidad contundente


Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy:

2 comentarios :

aspirante dijo...

Excelentes fotografías.
Lo usual, según me comentan mis conocidos, es que lo excresivo sea el tiempo que transcurre entre un casquete y el siguiente.
Lógicamente ése no es mi problema.

bucan negro dijo...

Aspirante:
Aspirante:
Es lo que pasa, que está mal repartido. Mientras algunos como tu y yo no paramos de darle al ñaka-ñaka (paramos de vez en cuando sólo para atender un poco al blog), otros muchos tienen que limitarse a pensar en ello nada más. Que le vamos a hacer. Te dejo que voy a la faena del fornicio otra vez.