Finge ofrecer servicios sexuales | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Finge ofrecer servicios sexuales

usurpacion-personalidad-facebook
Una mujer usurpa la identidad de otra en Facebook y finge ofrecer servicios sexuales a los amigos de la victima usurpada. La usurpadora usó una foto de María, que es la víctima y abrió una cuenta en esa red social. Y el nombre que usaba era también el de María. O sea, se hacía pasar por ella.

Una vez con su página abierta, la usurpadora se dedicó a visitar los perfiles de los amigos de María y a unos les insultaba y a otros les ofrecía servicios eróticos a cambio de dinero. La intención era presentar a la víctima, a María, como una mujer dedicada a la prostitución.


Cuando la afectada se enteró, puso una denuncia ante la Guardia Civil. Después de una investigación averiguaron quien era la mujer que se hacía pasar por María. La detuvieron en un pueblo de la provincia de Castellón (España) el 14 de Mayo de 2013. La detenida, de veintiséis años de edad fue puesta a disposición de un juzgado.

Aunque no han trascendido las causas de que la detenida se hiciera pasar por María cabe pensar que se trate de un afán de venganza por alguna discusión personal o bien de enfrentamiento hostil a través de Internet dado el interés en desprestigiar a la usurpada ante su grupo de amistades.

La persona que usurpa la identidad de otra en la red está cometiendo un delito. Y del daño que puede causar a la víctima puede ser enorme. No sólo en su imagen ante los conocidos sino a nivel profesional o laboral, por cuanto en la empresa donde trabaje la afectada o los clientes de la misma si los tuviera, pueden pensar al ver su web que se trata de la verdadera.

Otros artículos de curiosidades:
Mujer estafa a su amante
Accidente de coche en un tejado
Calzoncillos de marcar paquete y pedorros

Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy:

1 comentarios :

Jota Uve dijo...

El ciber crimen no descansa, como se decia antaño