Tigre enamorado: pánico zoo | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Tigre enamorado: pánico zoo

tigre-enamorado-zoo
El caso del tigre enamorado que sembró el pánico en un zoológico sucedió en lndia, en Mayo de 2013. Un tigre salvaje acudió a la llamada de celo de una tigresa enjaulada en el zoo conocida como Sara. Ante la opción de  que el tigre no se iría de la zona y habría que abatirlo con el riesgo de que en tanto produjera algún ataque a humanos, los empleados del zoológico decidieron abrir las rejas para permitir que el tigre entrara y quedara encerrado junto a su amada.

Una vez que lograron enjaular al tigre se planteó si dormirlo y volver a llevarlo a la selva o dejarlo en el zoo. Lo de volver a dejarlo en libertad tendría la ventaja de poder colocarle una correa con un aparato de seguimiento para monitorizar sus movimientos. Pero al final parece que decidirán no soltarlo ya que consideran más adecuado dejarlo como reproductor para aumentar la variedad genética de los tigres cautivos.


El zoo tiene veinticuatro tigres pero todos los machos vienen del mismo padre. Consideran que este nuevo tigre salvaje será muy útil para mejorar la variedad genética de los futuros felinos.

En la India hay en 2013 unos 1.700 tigres censados en libertad. Hace un siglo había unos cien mil. Mucha gente es partidaria de evitar la extinción de este tipo de animales y mantenerlos libres. Pero siempre que estén lejos de uno. Nadie quiere que merodeen por las calles de sus ciudades o por los alrededores, por razones obvias: son muy peligrosos, sus ataques suelen ser mortales en cuestión de segundos.

Del mismo modo que se extinguieron los osos cavernarios o los tigres dientes de sable, no veo porqué no debieran hacerlo otros depredadores carnívoros como el tigre, el león, la pantera, el oso y demás. Muchos occidentales partidarios de la conservación no saldrían tan alegremente a pasear por las calles si alrededor de sus ciudades estuvieran los tigres, los leones o los lobos campando a sus anchas. Y no digamos la alegría de las especies que son sus presas habituales si tales depredadores no estuvieran por ahí. 


Otros artículos de curiosidades:
Salchicha del ginecólogo y orgasmos forzados
Hacer cosquillas a uno mismo
Traseros abolla coches
Violación turista suiza en India
Hacer el amor y ser devorada por león


Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy: