Mujer pasea hombre esclavo | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Mujer pasea hombre esclavo

mujer-pasea-hombre-esclavo
En la foto vemos a una mujer que pasea a un hombre esclavo por el centro de Londres. Lo llevaba caminando a cuatro patas y sujeto con una correa, estilo perruno. Era la actriz de teatro Eden Avital. Dijo que lo había hecho su grupo teatral para grabar y evaluar la reacción de la gente en una especie de estudio sociológico.

Todo apunta a que lo que pretendían era la publicidad viral que da este tipo de actos. En general, la gente que lo veía se lo tomaba como una escena de humor aunque algunos si mostraban rechazo hacia la imagen que consideraban humillante. 

Probablemente se hubiera armado una más gorda si la que fuese atada a la cadena fuera una mujer arrastrada por un hombre. Sin duda los grupos feministas hubieran atacado en las redes sociales y los medios de comunicación contra el trato indignante. 

Aunque ella lo paseaba al estilo perruno, digo que era al estilo esclavo porque en el trayecto realizado, él no olía las partes íntimas de otras hembras con las que se cruzaba, ni levantaba la pata para mear ni hizo sus necesidades en la acera. Es decir, no era un perro.

Ella tampoco le prestaba mucha atención. O sea, le trataba con la indiferencia del amo hacia un inferior. Porque las mujeres prestan mucha atención a sus mascotas perrunas y no era el caso. 




Creo que a la mayoría de los hombres no les llama demasiado la atención ya que están acostumbrados a ello. No van a cuatro patas pero cuando por ejemplo acompañan a sus esposas de compras es como si fueran llevados de la forma en que es conducido ese hombre de la foto. 

Lo mismo sucede cuando el hombre quiere hacer méritos ante una dama y se convierte en un pagafantas. Ya se trató en otro artículo el camino masculino de pagafantas humanoides a esperadores

Aquí vemos a un grupo de machotes esperando a que sus novias o esposas revisen las existencias en la tienda que tienen a sus espaldas. Están resignados, aguardando a que ellas salgan con voluminosos paquetes que ellos tendrán que transportar. Ellas no les han dejado atados con correas porque les tienen bien amaestrados y saben que no se van a ir. 



Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy: