Hasta los huevos de todos nosotros | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Hasta los huevos de todos nosotros

frase-politico-huye
Un hecho histórico curioso. Con esa frase es como se despidió el catalán que fue presidente de la Primera República de España,  la de “siendo franco diré que estoy hasta los huevos de todos nosotros”, es decir, incluyéndose a sí mismo. Y después tomó un tren en Madrid y se fue para Francia dejando a todos con la boca abierta. La palabra no fue exactamente huevos, sino la otra más malsonante que se puede leer en la imagen anterior. 

Como se sabe, la Primera República fue establecida en 11 de Febrero de 1873 y duró hasta el 29 de Diciembre de 1874 cuando regresaron los reyes borbones al país. La inestabilidad fue permanente. Durante el primer año hubo cuatro presidentes diferentes y el 3 de Enero de 1874 el General Pavía intentó poner orden en el caos pero al final nada pudo reconducir la desastrosa situación. Lo que se llamaba republicanismo federal actuaba de forma caótica e intransigente con las decisiones que no le gustaban. 

La situación se desbordó debido a la tercera guerra carlista, a las sublevaciones en Cuba y la revolución cantonal en la propia España. Son los mismos problemas a los que había tenido que enfrentarse el Rey Amadeo I, puesto por el General Prim y a los que no había podido hacer frente, abdicando, lo que había dado paso a la I República.

No hay pomadas mágicas para situaciones complejas

O sea, cuando una situación es compleja de por sí, no suele haber soluciones mágicas. Amadeo I no pudo con la situación y la República tampoco. Emilio Castelar dijo que la República venía como un sol naciente pero los problemas seguían ahí.

Estanislao Figueras, catalán de Barcelona, a cuya frase está dedicado el artículo dijo que la República era un remanso de paz y de concordia. Pero después acabaría hasta los huevos, como hemos visto. Como Ministro de Gobernación, encargado del orden, puso a otro catalán, a Pi y Margall, que también acabó superado por los fanatismo y desordenes.

Figueras, como Presidente y Jefe del Estado, se encontró con una sociedad virulenta. Los llamado republicanos federales entendían que la República era revolucionaria y tomaban a la fuerza el poder en muchos lugares estableciendo cantones que no reconocían al gobierno central. La demagogia y la irresponsabilidad campaban por doquier.

Se hizo famosa la frase el “Viva Cartagena” como símbolo del desorden y de hacer lo que a cada uno le daba la gana a raíz de la constitución del Cantón de Cartagena, ciudad de la provincia de Murcia y con un importante Arsenal de la Marina para la flota de guerra.

El Presidente Figueras pone pies en polvorosa

Es imposible relatar ni resumir en un artículo el carajal en que se convirtió España bajo aquella República. El día 10 de Junio fue cuando Figueras decidió poner pies en polvorosa. Dejó su dimisión escrita encima de la mesa de su despacho y caminando se fue a la estación de ferrocarril de Atocha subiéndose al primer tren que salía para Francia. Le sustituyó como Presidente Pi y Margall. 

Finalmente, los borbones regresaron a España para instaurar la Monarquía bajo el auspicio del General Martínez Campos. Un general, Prim, los había echado y otro los trajo de vuelta, después de que el caos se hubiera apoderado del país.

Si se analiza la Historia de España se puede apreciar la enorme tendencia a la demagogia y la irresponsabilidad de una gran parte de la población. Sólo bajo gobiernos fuertes o casi dictatoriales es cuando el país pudo avanzar algo hacia el progreso dentro de un mínimo orden y seguridad jurídica y desarrollando programas que afectaban a todas las regiones.

Los caciquismos regionales es una fuerte tendencia española y contra los que siempre lucharon los gobiernos centrales aunque no siempre con éxito. Ellos traen consigo los abusos locales y la corrupción cuando no el desorden.

En los tiempos actuales, con la organización de España por Autonomías, los caciquismos regionales volvieron a resurgir y finalmente llevaron a España a una crisis económica sin precedentes en los tiempos modernos.

Estalló en 2008, cuando los socialistas del PSOE llevaban cuatro años gobernando sin haber tomado ninguna medida apreciable contra la corrupción local ni la burbuja inmobiliaria que se estaba formando. Siguieron gobernando hasta que la enorme crisis económica en que estaba sumido el país les hizo perder las elecciones en Noviembre de 2011. 

politica-demagogo-nivel-maximo
La demagogia cala en España una y otra vez. En Mayo de 2014, Pablo Iglesias, después de hacerse conocido en tertulias televisivas, se presentó a las elecciones europeas y sacó cinco eurodiputados con el partido Podemos, nombre copiado del We Can de Obama. De ideología comunista bolivariana recurre a todo tipo de tópicos rancios y logró convencer a gente con su verborrea. Mientras Venezuela está en la ruina, Pablemos, como se le puso de mote por algunos, se declara admirador del chavismo bolivariano. 

politica-demagogos-empresas-huyendo
El economísta Ramón Tamames explica muy bien lo que sucedería con el programa electoral de Podemos: la ruina total. Pero Pablemos TV no tiene escrúpulos en difundir sus iluminados mensajes con los pies firmemente apoyados en el aire. 


Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy:

4 comentarios :

Julio dijo...

Ciertamente, me dan miedo casi todas las ideas de esge hombre, y estoy de acuerdo contigo...pero sinceramente...creo que se necesita que alguien barra el bipartidismo. Y qué alternativa hay?parece que últimamente toda España es de extrema izquierda

bucan osez dijo...

Julio, el bipartidismo se da en los países más avanzados o más estables, como puede ser Inglaterra o Estados Unidos. No creo que aquí haya bipartidismo. De hecho, hay demasiados partidos. Lo que pasa que los dos que más votos sacan son PP o PSOE.

Pero cuando gobiernan, lo han hecho condicionados por otros, sobre todo por los partidos nacionalistas. Siempre han sido trueques de concesiones a los nacionalistas a cambio de migajas de apoyo en el Gobierno central.

Y las posiciones políticas en España, sobre todo de la izquierda, son muy fanáticas: socialistas marxistas, comunistas (con diversas ramas), bolivarianos ahora con Podemos...

Bipartidismo se entiende, como dije al principio, cuando hay Conservadores y Laboristas como en el Reino Unido, o Demócratas y Republicanos.

El problema de España, aparte del fanatismo citado, son los caciquismos generados por las Autonomías, con sus regionalismos y nacionalismos y la corrupción consiguiente.

Anónimo dijo...

Tío me encanta este blog, y éste articulo me parece muy bueno, visto desde la moderación y respeto a la historia es lo que ha pasado,pasa y pasará si no ponemos eso, "moderación" porque todo el mundo anda siempre ofendiéndose y ofendido y difícil es que así nos podamos entender pero... por todo lo demás felicidades lo paso muy bien leyéndote y pondré más comentarios en los demás artículos puesto que parece que éste es de los pocos que se comentan. COÑO CON LA POLÍTICA!!!!!!

bucan osez dijo...

Anónimo:
Gracias por tu comentario y me alegra que te haya gustado. Creo que en los países latinos sobra fanatismo y enfrentamiento entre los partidos políticos. Desde luego lo de aquella Primera República fue un fracaso que acabó como una jaula de grillos. Era ingobernable. Saludos.