Global
Si no conocías el blog, debes de ser nuevo en Internet
BIEN
VENIDO
AL BLOG

MONTESQUIEU: EL IMPERIO DE LA LEY


MONTESQUIEU, nació en 1689, bajo el reinado del rey absolutista Luis XIV, el Rey Sol, en Francia. Ese año fue el mismo en que el parlamento de Inglaterra declaró la Monarquía Constitucional a través de la promulgación del “Bill of Rights”. Cultivó el empirismo y el escepticismo, estableciendo la necesidad de la independencia en el Estado de los tres poderes: el poder ejecutivo, el poder legislativo y el poder judicial.

Actualmente, junto con la independencia del cuarto poder, el de los medios de comunicación, se consideran éstos principios la base de la Democracia, de lo que por cierto, deberían tomar nota en España, si algún día quieren tener una.

A destacar algunas de sus frases:

- Las leyes inútiles debilitan a las necesarias.
- Hay que estudiar mucho para saber poco.
- Una cosa no es justa por el hecho de ser ley. Debe ser ley porque es justa.
- La cobardía es madre de la crueldad.
- La libertad es el derecho a hacer lo que las leyes permiten.
- Una injusticia hecha al individuo es una amenaza hecha a toda la sociedad.
- No hay peor tiranía que la que se ejerce a la sombra de las leyes y bajo el calor de la justicia
.

Agrégame a tus Favoritos


Más vistos hoy:


5 comentarios :

Caiman dijo...

Después de leer éste post sobre Montesquieu, comprendo algunas cosas: en Hispanistán, como lo llamáis, muchos políticos casi iletrados lo entendieron al revés: hay que estudiar poco para mangonear mucho.

Anónimo dijo...

Lo siento, caballero
Pero publicar algo en el blog de Leona Catalana
le hunde en el barro.
¿no sabe usted qué clase de ramera es esa catalana?

Gato dijo...

¿Es buena?. Cuente, cuente,... Ji, ji, ji...

Leona catalana dijo...

Hispanistán nunca tendrá democracia porque las afirmaciones de Montesquieu les suenan a chino a sus políticos. Hacen exactamente lo contrario.

Anónimo dijo...

En 1985, el PSOE, metió la Ley del Poder Judicial, con lo que los altos cargos judiciales pasaban a ser nombrados por pactos políticos. Y atribuyen a Alfonso Guerra la frase de "Montesquieu ha muerto". Y desde entonces, todos colaboran para enterrarlo, pasando por Aznar, con su Pacto de la Justicia, que era más de lo mismo.