Global
Si no conocías el blog, debes de ser nuevo en Internet
BIEN
VENIDO
AL BLOG

HOMBRES, MUJERES Y SEXO

El tema de los hombres, las mujeres y el sexo es inagotable. En Periodista Digital publican una entrevista a Raquel Martos y Laura Llopis, autoras del libro “La chica que se quería quemar a lo bonzo... porque él no tapaba el champú”. Dice Raquel Martos que “en cuestión de sexo es una leyenda urbana que a los hombres les guste más el sexo que a las mujeres”.

Me parece que tiene poca experiencia de cómo es el hombre en general. A la mujer le gusta mucho el sexo con algunos hombres. Al hombre le gusta mucho el sexo con todas las mujeres, excepto con la suya.

El hombre se adapta mal que bien a la monogamia, pero no está hecho para la monogamia. Está hecho para cubrir a todas las mujeres que pueda. Lo ideal para el hombre es cubrir a una mujer diferente cada vez. De ahí el éxito de las prostitutas, cuyos clientes son mayormente hombres casados.

Los casados, al carecer de la libertad de movimiento de los solteros, que no paran de buscar plan, recurren a las prostitutas para satisfacer ese impulso connatural al macho de cubrir hembras variadas. Hay millares de prostitutas, más de las que se cree. Unas son profesionales y otras aficionadas, que operan ocasionalmente. Lo hacen con muchos hombres pero no disfrutan de ello, dada su condición femenina, algo que muchos hombres no logran entender, dada la conformación de la mente masculina, para la que copular con hembras diferentes, siempre es emocionante.

La mayoría de mujeres casadas o con compañero estable que creen que sus parejas les son fieles, están muy confundidas. Por otro lado, el hombre no cree que por acostarse con otras mujeres que no sea su esposa o su compañera, deje de ser fiel. La fidelidad para el hombre significa regresar a casa después de haber fornicado con alguna o algunas.

Prosigue la entrevista y dice la entrevistada Raquel Martos: “Denunciamos una estafa. Conoces a un hombre y hace unas cosas alucinantes como, por ejemplo, decirte que cojas el bolso para ir a cenar a 400 kilómetros en la playa. Pero de pronto, cuando la relación se afianza donde antes había un aventurero ahora hay una patata en el sofá".

Estamos otra vez en la mismas. Raquel Martos no comprende la mente masculina. Al principio, el hombre que ella ve como caballero romántico es que está buscando ligar o está en las primeras fases del cortejo, donde aún esa mujer le produce una cierta excitación por la novedad. Pero después de varias copulaciones, aunque siga fornicando con esa mujer, ya esta pensando en todas las que pasan continuamente a su alrededor por la calle. Y para sufrir, porque no puede abordarlas, porque va con escolta, prefiere quedarse en el sofá en plan patata. Ya saldrá sólo y hará de las suyas si puede. El lema del hombre, en general, es el viejo cantar de prometer, prometer hasta meter, prometo, prometo mientras meto, y una vez metido, a olvidar lo prometido.

PARA VER DIFERENCIAS ENTRE CEREBRO HOMBRE Y MUJER:
http://bucannegro.blogspot.com/2010/06/el-cerebro-femenino-louann-brizendine.html
__________________
EFECTO COOLIDGE:
El comportamiento sexual tendente a la promiscuidad del hombre se rige por lo que se conoce como efecto Coolidge. El nombre viene de que cuando el presidente Calvin Coolidge y su esposa estaban visitando una granja modelo mientras un guia les explicaba la características avícolas. La señora Coolidge quedó impresionada por la frecuencia con que se apareaba el gallo.

-Hágaselo notar al señor Coolidge -dijo al guia, con la intención de que lo escuchase su marido.

El Presidente preguntó entonces al guía si el gallo se apareaba siempre con la misma gallina.

- No, con muchas diferentes -le respondió el guía.

- Por favor, hágaselo notar a la señora Coolidge -indicó el presidente, para que lo escuchase su mujer.
__________________________
Por su naturaleza, los hombres incautos pueden ser fácilmente víctimas del timo del GIGOLO:


http://bucannegro.blogspot.com/2009/12/timo-del-gigolo.html
-------------------------------------------------
SIPNOSIS DEL LIBRO

LA CHICA QUE SE QUERIA QUEMAR A LO BONZO....
... PORQUE EL NO TAPABA EL CHAMPU



A las mujeres nos dicen que nos sale “código de barras” en el labio, “piel de naranja” en el culo, “patas de gallo” en los ojos, “cuerdas de violín” en el cuello”… ¡Y a la barriga de los tíos la llaman “curva de la felicidad” o “barriguita cervecera”! ¿Por qué no le ponen nombres como “panza de hipopótamo” o “tripón de mamut” ¡¿Cómo pueden meternos mano cuando estamos de morros?! Nosotras estamos cavilando y a ellos les entran ganas. A lo mejor, la explicación científica es que, cuando discutimos, a las mujeres se nos calienta la cabeza y a los hombres se les hinchan los cojones. “Tú sí que eres rara”: frase recurrente de tío que odiamos que nos digan y que, junto a “tú estás loca”, es lo que más escuchamos en nuestra vida de pareja. Las hormonas no te dan tregua: o estás con la regla o estás ovulando o estás con el síndrome premenstrual o con la menopausia. Eso significa que unos días estás triste sin motivo; otros, histérica sin motivo, y otros, histérica y triste porque estás hinchada sin motivo, porque comer no has comido.



Agrégame a tus Favoritos


Más vistos hoy:


3 comentarios :

Jesús dijo...

Se ha escrito y se escribirá millones de libros sobre la guerra de sexos.

aspirante dijo...

La diferencia está en la discrección: el hombre se come una y cuenta veinte.
La mujer se come veinte y cuenta una.
Si las prostitutas existen y algunos hombres pagan por ellas, es porque las mujeres saben que no necesitan pagar por el sexo, lo tienen cuando y como quieran.
De ahí que se diga que mueven más dos tetas que cien carretas.
Si ella dice no, es acoso sexual o violación.
Si un hombre dice no, es impotente, maricón, o en el mejor de los casos gilipollas.
Ellas tienen la sartén por el mango.

Insignificantius dijo...

Es que el hombre aún no ha aprendido que para modificar el comportamiento no hay nada como el sexo jejejejeje ellas lo saben y lo dosifican :P