Felicitacion borde de Navidad | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Felicitacion borde de Navidad

La FELICITACION BORDE de Navidad es la felicitación de Año Nuevo de una Subdirectora General de Tráfico a otros cargos del organismo según la reproduce ABC: “Feliz año nuevo y chúpame un huevo”. Parece que la dirigió por correo electrónico a otros cargos de Tráfico. Pero veamos la misiva completa, que no tiene desperdicio.





A mí lo que más me llama la atención es la burrocracia de las Administraciones. En éste caso se llama el organismo Subdirección General de Formación para la Seguridad Vial de la Dirección General de Tráfico, casi nada. Cientos, miles de cargos, proliferan por España como si fueran conejos. Y por si una sola Administración no fuera suficiente para que proliferen los cargos, en España hay además del Estado Central, 17 Gobiernos de Autonomías. Y además, las Diputaciones Provinciales. La de dieu. O diciéndolo en verso, al estilo de ésta felicitación, es para cagarse y no limpiarse.





Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy:

4 comentarios :

aspirante dijo...

La ejemplar de hembra se permite ese lujo por ser progre y hembra (ser mujer es otra cosa).
En caso de ser un varón facha ya se hubiera liado parda.
Y el que se ha atrevido a reprocharle la gracieta, un director provincial , le han mandado a reprografía.

El Periódico de El Prat dijo...

Que nivel tio Miguel

Candela dijo...

¡Tóma ya!

¿Y no dice para cuando la operación de cambio de sexo?

En un país serio, a los 10 minutos, a la put@ calle..

Natalia Pastor dijo...

Si llega a ser al revés, si es el pobre Manuel Esteban quien envía el email a la verdulera Cedenilla, lo crucifican en la plaza pública y clavan su cabeza en una pica para solaz de la jauría feminazi.

Lo que demuestra la actitud de Navarro y de esta tasquera, es su concepción del poder, la pulsión totalitaria y estalinista,la pose de señoritos del cortijo.
Esa es la izquierda real de toda la vida.