Cristobal Colón: astronauta medieval | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Cristobal Colón: astronauta medieval


colon-astronauta-medieval
La figura de Cristóbal Colón, que descubrió el continente americano el 12 de Octubre de 1492, puede asimilarse a la de un astronauta medieval. En esas fechas, nadie podía navegar con un mínimo de seguridad en alta mar, en un Océano. Lanzarse al cruzar el Océano Atlántico hacia el Oeste en busca de Japón, como hizo Colón, era casi ir a la muerte.

En 1492, los navegantes no se podían situar en longitud. Podían saber si estaban más o menos norte del Ecuador por la inclinación del Sol sobre el horizonte al mediodía pero no podían saber cuanto habían avanzado en horizontal, por así decirlo, sobre un paralelo.

Los astronautas que llegaron a la Luna por primera vez corrieron un riesgo enorme por la complejidad tecnológica de la operación. Pero casi todo estaba previsto y era conocido. Si fallaba algo era por un error humano de fabricación o de uso. En la época de Colón, un navegante que se lanzara hacia mar abierto tenía grandes probabilidades de perderse y no poder regresar.


Las repercusiones del éxito de Colón fueron más inmediatas para el gran público que llegar a la Luna. Productos alimenticios como la patata o el maiz, de gran importancia, se extendieron por Europa y el resto del mundo. Y la navegación de altura dio un salto gigantesco. Por primera vez se podía navegar el Océano Atlántico y regresar. Ya no era necesario navegar sin perder mucho de vista la costa.


La empresa de Colón fue puramente comercial. Ni siquiera llevaba soldados a bordo. Lo que pretendía era entablar comercio ventajoso con Japón, como paso intermedio para llegar a la China del Gran Khan, descrita por Marco Polo, con sus sedas y valiosas especias. Portugal estaba intentando llegar vía la costa de Africa, bordeando el cabo de Buena Esperanza y navegando hacia el Índico. Pero siempre costeando. Ningún occidental había estado en Japón, o al menos, nadie había vuelto para contarlo.

Todas las navegaciones de Colón alrededor de las islas del Caribe y de Florida estaban encaminadas a contactar con gente que le indicara donde estaba Japón y donde estaba el Gran Khan. Ignoraba que estaban al otro lado del Pacífico. Colón había recorrido unas dos mil quinientas millas para llegar a América pero era necesario recorrer más del doble aún, en el Pacífico, para llegar a Japón.

También hay que apuntar que Colón tuvo la suerte de contar con armadores de buques como Juan de la Cosa, que aportó la nave Santa María (La Gallega) y los hermanos Pinzón con sus  La Pinta y la Niña. Y ellos pusieron prácticamente las dotaciones de los buques.

Otros artículos de tema histórico:
Misterio de los príncipes desaparecidos
Mito de Sansón y sello histórico
No al porno: doble Saddam Hussein
Misteriosa enigmática frase lunar

Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy:

6 comentarios :

El Periódico de El Prat dijo...

Efectivamente, Colon nunca fue un genocida. Como no lo fue ningun español. Los indios murieron en su mayoria de enfermedades, cosa que de todos modos les habría pasado mas pronto que tarde. Pues la idea de viajar a oriente por occidente estaba ya en el ambiente. Colón solo se adelanto unos años.

bucan negro dijo...

Periódico:
Colón era un hombre con mentalidad de comerciante. En el pacto que hizo con los Reyes Fernando de Aragón e Isabel de Castilla, quedó establecido que los habitantes de las nuevas tierras serían súbditos de los reyes y como tal debían ser tratados. Sólo cuando después de dar muchas vueltas por el Caribe y no encontrar vestigios de Cipango (Japón) y menos del Gran Khan de China, con sus sedas y especias, que es lo que buscaba, empezó a presionar a los indígenas más de la cuenta, lo que le valió ser detenido y enviado a España encadenado. Los Reyes le leyeron la cartilla y le permitieron partir para el cuarto y último viaje, aunque sin el título de Virrey que ostentaba. Nadie se había dado cuenta aún de que habían descubierto un nuevo continente y pensaban que eran tierras limítrofes con Japón aún no conquistadas por éste.


Zorrete:
Efectivamente, la falta de viento y de víveres era mortal de necesidad en la navegación de altura. Entre Florida y España está el enorme Mar de los Sargazos, en cuya zona central no soplan vientos. Acabar atrapado allí era el final. Muchos buques acabaron así. En parte dió lugar a la leyenda del triángulo de las Bermudas, como cementerio de barcos de los que nunca se volvía a saber.

Candela dijo...

He visitado una réplica de la Santa María y, desde luego, hacía falta valor para meterse en ese cascarón y aventurarse en el Atlántico.

bucan negro dijo...

Candela:
Pues la Santa María era la más grande de las naves. Las otras dos eran sensiblemente más pequeñas. La Santa María era la capitana, donde iba Colón, con el dueño de la nave, Juan de la Cosa, que era el segundo de a bordo, el Maestre. Pero en las otras iban los tres hermanos Pinzón con sus dotaciones: en la Pinta iban dos Pinzón y en la Niña, el tercer hermano. Más incómodas eran de habitabilidad. Aunque maniobraban mejor que la Santa María.

De todos modos, si estaban en buen estado, eran buques muy marineros. Hay que tener en cuenta que bordeando Afríca o desde el Norte de Europa a las Canarias, los buques de ese tipo recorrían más millas que las que había hasta América. Pero costeando, claro.

El gran riesgo era navegar en pleno Oceáno, sin referencias costeras. Y confiando en la bondad de los vientos. Exceso de viento en una tormenta o la falta de viento en una zona de calma chicha podía ser mortal. El gran misterio es que Colón parecía tener la certeza de que en un mes navegando hacia el Oeste se tocaba tierra. De hecho, convenció a los Pinzón a unirse a él en la expedición: pusieron sus barcos y dotación y parte de la financiación (medio millón de maravedíes) en la empresa. ¿Cómo les convenció?. Porque los tres hermanos Pinzón se lanzaron de cabeza a la empresa. Sobre todo el mayor y jefe de familia. Tenían muy buena posición económica. Eran ricos armadores. De hecho, el mayor puso medio millón de maravedíes para la expedicíon. Los hermanos Pinzón fueron vitales para el buen éxito del asunto.



Insignificantius dijo...

Y que opináis de la nacionalidad de colon?

Yo apuesto por Portugal...

El tratado de Tordesillas insinúa que el y de Portugal ya sabia lo que había allí...

bucan negro dijo...

Insignificantius:
El Tratado de Tordesillas se firmó en 1994, dos años después de la llegada de Colón a América. Antes, había un tratado entre Portugal y España por el cual, todo lo que hubiera al sur de las Canarias, era de control de Portugal. Pero lo que hubiera entre los paralelos que cubrían las Canarias, era de España.

Entonces no pensaban en el Atlántico, sino en las costas africanas. Pero Colón obligó a revisar este tratado y dar lugar al de Tordesillas. Así, Brasil quedó en lado portugués y el resto, en lado español. No imaginaban la extensión y situación del continente americano. Entoces todos creían que eran tierras adyacentes a Cipango, Japón, en el que ningún occidental había estado. Sólo lo mencionaba de oidas Marco Polo cuando estuvo en China por tierra.

En cuanto a la nacionalidad de Colón, creo que los italianos manipularon bien el asunto por un falsificador que después de la muerte de Colón se presentó como descendiente suyo con fines hereditarios y se inventó documentos a nombre de Cristoforo Colombo y todo eso.

Nadie explica convincentemente como Colón, que vivió entre 1476 y 1485 en Portugal, donde casó con una noble portuguesa, al enviudar y entrar en Palos de la Frontera, hablaba tan bien el español (entonces castellano). Y lo escribía con mucha profusión, lo que es más difícil. Creo que eso sólo es posible si su lengua materna fue de origen castellano. En los barcos, entonces, se hablaba la lingua franca o jerga levantisca que era mezcla de todo: castellano, portugués, italiano, etc... Pero escribir era otra cosa y escribir correctamente más difícil.

Por otro lado, Colón era hombre de pretensiones. Convenció a los Reyes Fernando e Isabel para que lo nombraran Almirante, Virrey y Gobernador. Y en el documento, el nombre que pone es claro: Cristoval de Colón. No me parece que pudiera arriesgarse a usar nombre falso en tal documento porque ello podría implicar la anulación del contrato establecido. Y Colón era un apellido abundante en España en aquella época.

En mi opinión, Colón ocultó sus orígenes o bien porque pudo haber trabajado como corsario al servicio de Francia contra el Rey de Aragón padre de Fernando el Católico o por esconder el no ser noble, lo que dificultaba sus aspiraciones a ser nombrado Almirante, el mayor grado existente en Castilla y sólo apto para nobles. Por no decir lo de Virrey, que en España no había ninguno.

Otra opción es que fuera de familia judia conversa que al ser expulsada de Aragón en 1391, se hubiera afincado en Portugal. Lo que se sabe es que Colón llegó a la costa portuguesa en 1476 a nado, de resultas de una batalla naval entre buques genoveses y el corsario francés Colón el Viejo (en que bando iba Colón, ¿eh?). Y se fue a Lisboa, donde estaba instalado su hermano (más joven) Bartolomé, que era cartográfo. O sea, la familia Colón estaba muy metida en Portugal. ¿Pasaron desde Galicia?. Porque en Galicia había "de Colón" y es de notar que "de Colón" es como consta en el documento firmado con los Reyes españoles.

En fin, es un tema interesante y enigmático. Su aspecto era de piel blanca que se enrojecía rápidamente al sol y de pelo pelirrojo. Y su estatura era unos 1.75 metros, más alto de la media de la época. No parece etnia portuguesa ni mediterránea.

Insisto en que uno de los puntos más claves es su facultad para escribir en castellano y con gran profusión. A veces intercalaba alguna palabra gallega o portuguesa, pero no es raro después de vivir tantos años en Portugal. Sin contar con la cantidad de palabras de todos los idiomas mezclados que se usaban en los barcos.