Jubilado jeta gorrón de fiestas | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Jubilado jeta gorrón de fiestas


jubilado-jeta-gorron

El caso del jubilado jeta gorrón de fiestas es el de Claude Kazizian, que se auto invitó durante años a los grandes actos oficiales. El hombre trabajaba en el servicio de loterías francés y cuando pasó a la jubilación, dado que parece que tenía ansias de figuración así como de degustar  buenos canapés y vinos, decidió asistir a grandes eventos como si fuera una alta personalidad.

Comenzó sus andanzas sobre el año 1990. Se procuró algún buen traje y esmoquin, para según que ocasión, y empezó a acudir a las grandes paradas. Chirac, Miterrand, Khol y otros mandatarios europeos empezaron a conocerlo y saludarle pero sin saber realmente quien era. Cada representante de un país pensaba que era otro país el que había invitado a aquella persona desconocida.


La foto adjunta anterior muestra a Kazizian posando en 1995 en una gran parada de dignatarios políticos. Ahí fue la primera vez que la prensa se fijó en él y empezó a preguntarse que quién era, porque no lograban ubicarlo para explicarlo a sus lectores.

Cuando en ese mismo año de 1995 se celebró una recepción en la Embajada de España en París el triunfo del ciclista Induráin en el Tour de Francia, Kazizian logró asistir y se ubicó al lado de la Infanta de España Elena.  Hizo buenas migas con ella, le llevó en su coche al salir e incluso invitó a Kazizian a asistir a la fiesta que por la noche se celebraría en la Embajada. Lo bueno del caso es que el jubilado jeta no sabía quien era la dama. Antes de bajarse del coche le preguntó que quién era y ella le respondió que era la hija del Rey de España.

El hombre siguió haciendo de las suyas y otro gran éxito fue colarse en el festival de Cannes, logrando sentarse al lado de los actores Michael Douglas y Sharon Stone, grandes invitados al festejo. Estuvieron departiendo y engullendo cócteles juntos.

Su osadía le llevó a asistir a la boda del Príncipe Joaquim de Dinamarca. Había acordado con un periódico local sacar fotos del evento de forma oculta. Pero eso le perdió. Algunos invitados se fijaron en que hacía algunas cosas raras y avisaron a los servicios de seguridad que descubrieron que no tenía invitación para el acto. La policía se lo llevó detenido y parece que desde entonces nuestro jubilado dejó de entrometerse en los actos oficiales.

Cuando al final se descubrió el pastel, Kazizian no tuvo empacho en contar sus trucos. Iba bien trajeado y se pegaba a algún dignatario de un país extranjero poco conocido cuando éste iba a entrar en el recinto de seguridad del evento. Como iba bien vestido y pegado al político, una vez que el político presentaba sus credenciales para entrar, la seguridad dejaba entrar a Kazizian que se había puesto al lado del otro. Todos daban por sentado que iban juntos.

Todos sus trucos y andanzas los describe en un libro, que se titula Monsieur Claude, ¿quié es?. Se refiere a que cuando la prensa francesa empezó a preguntarse que quién era el hombre desconocido que tanto aparecía en las fotos oficiales le llamó el Señor Claude X.


 Otros artículos de curiosidades:
Poner cuernos y derecho de pernada
Botella con mensaje recuperada
Saludo militar: curiosidad histórica
Relato bíblico falso: Goliat


Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy:

3 comentarios :

El Periódico de El Prat dijo...

Pues hay que tomar nota, pues con la pension que me va a quedar si algun dia puedo comer gratis, eso que me ahorro.

aspirante dijo...

Sr. Periódico, al menos Ud. aspira a cobrar pensión.

Insignificantius dijo...

Lo que hacen algunos con tal de comer de gorra jajajaja