Causas accidente avión San Francisco | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Causas accidente avión San Francisco

accidente-avión-restos
Una disertación sobre las posibles causas del accidente de avión ocurrido en San Francisco (USA) en Julio de 2013. Se saldó con dos fallecidos, unos 180 heridos y el avión destrozado. Veremos sucintamente lo que pudo provocar el desastre en base a las informaciones oficiales que han trascendido. Es únicamente orientativo a la espera de que la comisión de investigación que actúa en tales casos comunique sus conclusiones.

El avión Boeing-777 de Asigna procedía de Corea del Sur y después de once horas de vuelo se disponía a tomar tierra en el aeropuerto de San Francisco. La pista en la que iba a aterrizar tenía su comienzo al borde del mar, separada por una escollera de piedras que impide que las olas golpeen directamente dicha pista. El avión colisionó con dicha escollera con el tren de aterrizaje y después con la cola, que se partió. Ello fue debido a que volaba excesivamente bajo. En el siguiente gráfico puede verse el impacto sobre la mencionada escollera.



En esta imagen se ve el mar, la escollera de piedra y el comienzo de la pista de aterrizaje. El avión accidentado, volando sobre el mar, iba muy bajo, casi rasando el agua y sus ruedas colisionaron con la escollera de piedra que separa la pista del agua marina. Después fue perdiendo piezas de la cola rota y del tren de aterrizaje. 

Sistema de aterrizaje ILS fuera de servicio:
Lo primero a tener en cuenta es que el sistema automático de aterrizaje del aeropuerto conocido como ILS estaba fuera de servicio, probablemente por avería o mantenimiento. El avión debía ser bajado a tierra por los pilotos de forma manual. Normalmente, con ILS, el avión recibe dos señales, una de cada lateral de la pista. Cuando el avión vuela alineado con la pista, la señal es cero, una de un lado anula a la otra. Ello se traduce en una línea vertical en un indicador del avión que ha de seguir el piloto. 

El ILS también envía una señal al avión que le indica la altura en la que se encuentra o más bien, la que debe seguir en una ruta de planeo hasta tomar tierra. Sin el ILS, los pilotos han de hacer el aterrizaje manualmente, guiándose por otras ayudas a la navegación que porta el avión y por medio de consultar los mapas del aeropuerto.

Pero aterrizar aviones pesados, que portan muchos pasajeros y equipaje, como el que nos ocupa Boeing-777 (llevaba unos 300 pasajeros), requiere su pericia. Los pilotos están entrenados para ello pero siempre es más seguro aterrizar con ILS. Hay compañías aéreas que prefieren que sus grandes aviones se desvíen a otro aeropuerto cercano con ILS a que aterrice el avión en modo manual. 

Como fue el impacto:
El avión se acercaba al aeropuerto a unos 134 nudos (un nudo es una milla naútica por hora). Equivale a unos 240 kilómetros por hora. Eso era cuando estaba acercándose a la pista. Iba un poco por debajo de la considerada necesaria como segura para que el avión vuele sin desplomarse, que es de 137 nudos.

Pero el avión fue bajando velocidad durante el medio minuto antes del impacto hasta que cuando colisionó con la escollera llevaba 106 nudos, claramente por debajo de los 137 nudos requeridos.

Unos ocho segundos antes del impacto, los pilotos se dieron cuenta del peligro e intentaron acelerar el avión y abortar el aterrizaje. Los motores respondieron y el avión levantó algo el morro pero ya no hubo tiempo: las ruedas primero y después la cola golpearon contra la costa.

Acelerador autómatico de motores:
El avión dispone de un sistema conocido como acelerador automático de motores. Su función es la de mantener una determinada velocidad. Se supone que aterrizando debería mantener los 137 nudos hasta que estuviera sobre la pista de tomar tierra. Pero no fue así. Iba a 106 nudos cuando colisionó con la escollera de la costa. Muy por debajo de lo necesario para dar una buena sustentación al aparato.

El acelerador automático tiene dos posiciones. Una es de la conectado y otra la de activado. Según las primeras investigaciones, el acelerador estaba en la posición de conectado pero no activado. Los pilotos se dieron cuenta de que el avión iba demasiado despacio unos segundos antes del impacto. O sea, da la impresión de que confiaban en que la velocidad iba en automático y no había que preocuparse.

Sólo hay dos opciones a considerar. O los pilotos no activaro en acelerador automático pero creían haberlo hecho o sí lo activaron pero no funcionó bien y no controló adecuadamente la velocidad del avión que se fue frenando y bajando de altura peligrosamente.

Resumen:
Como suele suceder en los graves accidentes de aviones es la concatenación de varias circunstancias las que llevan al desastre. En este caso, el primer factor es que el ILS del aeropuerto estaba inoperativo y el avión debía aterrizarse manualmente y a la vista.

El piloto que llevaba los mandos era experimentado pero en otros modelos de aviones como el Jumbo. No tenía excesiva experiencia en el Boeing-777, aunque estuviera cualificado para pilotarlo. El copiloto si era experimentado en este modelo de avión y actuaba como monitor del otro.

El acelerador automático de motores que debía regular la velocidad del avión en 137 nudos no funcionó bien o los pilotos se olvidaron de activarlo. Pero confiaron en que si iba haciendo su trabajo ese sistema ya que no se preocuparon de la velocidad hasta que era demasiado tarde.

El avión estuvo a punto de rebasar la escollera de la costa pero no lo logró por poco. La colisión de las ruedas y la posterior de la cola lo dejó sin control prácticamente. Se deslizó hacia la izquierda de la pista hasta quedar parado en el terreno con arbustos que había en el lateral. 

Se inició un fuego poco virulento al principio debido a que el avión ya no tenía mucho combustible pues estaba al final de un largo vuelo. Dio tiempo a desalojar a las personas y los bomberos pudieron apagar el fuego antes de que consumiera todo el aparato. 

Ahora serán los investigadores, con la ayuda de la información contenida en las cajas negras del avión los que deberán dilucidar si los pilotos cometieron un error al no conectar el acelerador automático o bien ese sistema no funcionó correctamente.


El avión, sin control casi debido a haber perdido la cola, se desplazó sin ruedas hacia la izquierda de la pista deslizándose por el terreno de arbustos lateral hasta detenerse. 

Otros artículos de tema histórico:
Viaje crucero centenario Titanic
Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy: