Dormir poco o mucho: genético | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Dormir poco o mucho: genético

dormir-poco-genetico

El dormir poco o mucho puede ser genético. Ya en 2009, en la Universidad de San Fracisco California, descubrieron la existencia de un gen conocido como H-DEC-2 que hacía que las personas que lo portaran no tenían necesidad de dormir mucho o dicho de otro modo, durmiendo menos que la mayoría de la gente se encontraban igual de descansados.

O sea, hay personas que duermen poco pero no tienen ese gen y entonces se encuentran cansadas o incluso desquiciadas. No duermen porque quitan tiempo al sueño para atender trabajos, vicios o inquietudes intelectuales, pero necesitarían dormir más. Hay otras que no duermen lo que cabría considerar normal pero están como si hubieran dormido el doble: son las portadoras de ese gen.

Durante el sueño, la mente y el organismo realiza una serie de tareas que preparan al cuerpo para el próximo esfuerzo. Si damos como bueno que lo normal sería dormir ocho horas diarias, los portadores del gen de no dormir podrían recuperar sus fuerzas en cuatro horas. Curiosamente, durante el sueño, es cuando el cerebro aumenta su consumo energético para realizar sus tareas de "recomposición" aprovechando que el cuerpo está en reposo y requiere poca energía en tal estado. 

La influencia genética explica que de vez en cuando uno se tropiece con gente que dice que habitualmente duerme poco y que no necesita más. También es cierto que no todas las personas que duermen poco sea porque portan el gen de no dormir. Puede haber otro montón de causas que les lleva a estar insomnes o no dormir lo suficiente. La gran cantidad de estímulos de distracción y diversión existentes actualmente son una incitación a robarle horas al sueño. Sin descontar las preocupaciones, otro alterador.

Los internautas más activos saben con que facilidad pasa el tiempo cuando se navega por Internet. O como se roban horas al sueño para acabar de ver una película en video o un programa nocturno de televisión. Además están los que encuentran un gran placer en tumbarse para dormir y los que van a la cama porque saben que es necesario pero preferirían estar haciendo otra actividad.

Por eso se recomienda procurar llevar un horario regular de forma que uno se acueste y se levante a la misma hora. Lo conflictivo puede ser que uno porte ese gen de no dormir y se empeñe en hacer las mismas horas de sueño que la gente que no lo porta. Sin duda se pasará mucho tiempo tumbado con los ojos abiertos.

Sea como sea, parece algo estúpida la existencia. Buscar alimentos y dormir es en lo que consiste la vida para todas las especies, y entre tanto, reproducirse para que otros descendientes hagan lo mismo. El ser humano ha expandido lo de buscar alimentos con una variedad de actividades y divertimentos más amplios que el resto de especies, pero básicamente es lo mismo. Bien mirado, tener que dormir es una servidumbre del organismo bastante latosa. Bueno, acabo, ahora me voy para la cama.

dormir-vagancia

Otros artículos de sociología:

Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy: