Dos hermanas buscan marido | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Dos hermanas buscan marido

hermanas-buscan-marido
El caso de las dos hermanas que buscan marido en Minnesota (USA) es curioso. Quieren ligar pero no es que busquen un marido para cada una sino que quieren compartir al mismo hombre. Ellen y Doroty dicen que están acostumbradas a vivir juntas y que no se sienten capaces de soportar a un hombre individualmente cada una de ellas. No veo claro como puede hacerse tal cosa sin que el hombre se convierta en bígamo. Cabe pensar que convivirían con el hombre sin matrimonio oficial, mediante contrato privado o sin más.

Sucede que ya tuvieron una experiencia que fracasó pero ellas aún siguen buscando. Un hombre, Tom P., convivió con ellas durante algo más de un mes. Los medios de comunicación se hicieron eco del tema y le entrevistaron en una cadena de televisión. Él no dejó que mostraran su rostro y dijo que al principio había resultado divertido y excitante. Pero con el tiempo se fueron complicando las cosas.

El hombre prefería a una de las hermanas:
El trato era que cada día lo pasaba con una de las hermanas de forma alterna. Pero él se sentía más a gusto con Ellen. Era una mujer fogosa pero su hermana Doroty era algo más que fogosa: según Tom, era insaciable. Tom apenas podía dormir las noches que pasaba con Doroty que demandaba mucho ñaka-ñaka. Además Doroty se puso celosa y le reprochaba que estaba más acaramelado con Ellen que con ella.

Hombre para todo:
Tom explicó además que las hermanas siempre le estaban requiriendo para que hiciera arreglos en la casa donde convivían, un chalet con jardín y piscina. Eran muy perfeccionistas. Arreglar enchufes, lámparas, grifos, cortar el césped, dar forma a los setos, limpiar la piscina, etc… Tom tenía la sensación de haberse convertido en el hombre para todo de las dos hermanas: marido, criado, sirviente sexual, etc…

Hombre agotado desiste:
El trabajo de Tom en una oficina comenzó a resentirse. Iba somnoliento y agotado. Entre los trabajos caseros y la fogosidad erótica de las hermanas, sobre todo de Doroty, llegó a tener que plantearse la situación. Era insostenible aquél ritmo. Al final, al salir de su trabajo, sabía que tenía que llegar a casa de las hermanas a hacer alguna reparación y después atender a los requerimientos eróticos. Así que un día les expuso a las dos que él no podía continuar en tal situación y salió pitando.

Ellen y Doroty siguen buscando al hombre de sus sueños para compartirlo como buenas hermanas.

También puedes leer:
Mujer excitada por hombres sucios y guarros


amor-pedo


ligar-cara-dura-coche-novia


Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy: