Emprendedores: emotividad triunfo fracaso | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Emprendedores: emotividad triunfo fracaso

exito-decisiones-emociones-racionalidad
Cuando se habla de emprendedores, hay que tener en cuenta que la emotividad influye en el triunfo  o el fracaso. Son las emociones las que más mueven a las personas y más cuando van en busca del triunfo. Cuanto más racional es una persona, más le cuesta tomar decisiones y más tomar la de lanzarse a una aventura de negocio. El racional medita más los pros y contra que el emotivo.

El que sólo se mueve por emociones es un insensato pero el emprendedor ha de tener su pizca de insensatez para animarse a emprender un negocio. Más ha de procurar no pasarse sobre todo cuando el riesgo del fracaso puede implicar a otras personas de tu entorno como es la familia o los amigos.

Hace falta pues ser algo "insensato" pero no temerario. Por ejemplo, si se trata de proyectos en asuntos que ya existen, hay que conocer el tema para no repetir errores de otros. Si es un asunto novedoso del que no hay referencias, se puede permitir más temeridad. Pero siempre es conveniente que busque consejos de aquellos que tienen conocimientos sobre el asunto y los valore. 

No es lo mismo persistir en la publicación de un libro que uno ha escrito y que le rechazan las editoriales que comprometer el patrimonio familiar en una inversión para un proyecto en un sector muy competitivo y que uno no conoce bien. Y no es lo mismo emprender algo porque uno siempre ha barajado esa idea que hacerlo de forma "obligada" porque no encuentra un empleo, por ejemplo. 



Interesante consejo de John Maxwell que se debe considerar si uno ha fracasado

Análisis básico: capacidad de superar un fracaso
Los emprendedores que quieran emprender algo en busca del éxito han de analizar si son capaces de superar la adversidad que puede derivarse del fracaso. El daño económico o mental de un fracaso no es bien soportado por todo el mundo. Tener meditado como va uno a reaccionar ante el fracaso y asumirlo es importante a la hora de tomar una decisión de empezar algún proyecto en búsqueda del éxito.

Cuidado con la emotividad:
Algo de emotividad es necesario pero más allá de un límite te puede llevar a la insensatez. A algunos les lleva arriba pero a una gran mayoría les hunde. No conviene olvidar el Principio de Sturgeon que puedes leer en: Éxito y fracaso: dos grandes grupos


exito-fracaso-empezar


Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy: