Socialismo solidario e infierno fiscal | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Socialismo solidario e infierno fiscal

socialismo-solidaridad
La solidaridad de los socialistas se basa siempre en practicarla con el dinero de los demás como explica bien Gordon Liddy. Como buenistas que son se sienten más bondadosos que nadie y suelen estar encantados de haberse conocido. 

No hay problema que no piensen que no pueda solucionarse con la pasta ajena. Lo más socorrido es lo de "que paguen los ricos". ¿Y quién es un rico para un socialista?. Aquel que tiene algo más que él. No importa que esté demostrado que los verdaderamente ricos sólo pagan lo que quieren y donde quieren, porque el mundo es muy grande y ellos se instalan donde prefieran.

Como los ricos viven donde les da la gana, o sea, en los lugares donde el dinero es bien recibido y por tanto no hay socialistas, al final los que pagan son las clases medias que tienen algún posible. El pagano es el que vive medianamente bien y tiene algunos ahorros por seguridad pero no suficientes como para cambiar de país de residencia cuando le place. A ese es al que final sangran.

El empecinamiento de los socialistas es tal que no les hace mella la realidad de que no hay país al que el socialismo o el comunismo no haya arruinado desde que empezaron en 1917. 


Infiernos fiscales:
La virtud de los gobiernos debería ser fomentar la creación de riqueza mediante la iniciativa privada en un ambiente de libre comercio, transparente y  sin oligopolios o monopolios con un sistema impositivo ligero donde muchos paguen poco y no que pocos paguen mucho. Pero la influencia socialista está por doquier y así sucede que amplias zonas en el mundo se han convertido en infiernos fiscales, como la zona Euro en Europa. Y el infierno fiscal asfixia a la economía. 

Cuando un régimen socialista o comunista se implanta en un país, el dinero y el talento salen pitando en cuanto pueden. Saben que les van a esquilmar y que sólo es cuestión de tiempo el que ese país se vaya a la ruina. 

No obstante tales evidencias, la habilidad de hacer propaganda del socialismo es enorme para captar crédulos así como fracasados y envidiosos resentidos, que suelen abundar. Estos fracasados y resentidos no eseran realmente  que el país progrese con esa ideología sino que aspiran a que todo el mundo acabe arruinado.

chiste-socialismo



Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy: