Demasiado idiota para trabajar | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Demasiado idiota para trabajar

trabajo demasiado idiota
Un caso muy comentado en Inglaterra ha sido el de un correo electrónico con el texto de “eres demasido idiota para trabajar, incluso en la banca” que envió un directivo de una firma de recursos humanos,  de esas que se dedican a seleccionar personal. El asunto, recogido entre otros por Dailymail,es que el directivo, que ocupaba un puesto de ensueño con casi doscientos mil euros de sueldo anual, recibió un correo electrónico de un joven griego, Katsampoukas, en el cual manifestaba su deseo de trabajar en el sector bancario. El directivo vió que el griego había enviado ese correo a él y a otros cuatro mil destinatarios. Es decir, el joven cursaba la solicitud de forma masiva, en vez de poner mensaje a mensaje a cada uno de los destinatarios.

Total que el directivo de la empresa cazatalentos le contestó al joven con un correo electrónico que decía: “Pienso que escribo para las cuatro mil personas a las que has enviado este correo si te contesto gracias por enviar tu Currículo. Veo lo en serio que te tomas esto. Eres demasido idiota para encontrar empleo, incluso en la banca”. Pero si el joven había cometido el error de no ocultar que hacía su solicitud de forma masiva, que no tenía preferencia por una empresa u otra, el directivo remitió su respuesta a todos, a los cuatro mil. Pulsó la opción de “responder a todos”.


trabajo demasiado idiota despedido
Foto directivo que cometió el error.


Una de las firmas contrincantes de la del directivo protagonista de la historia filtró el mensaje a la prensa y ahí se acabó su carrera fulgurante y su sueldo de doscientos mil euros anuales. La empresa consideró que el comportamiento de su empleado de lujo era inadecuada y que atentaba contra el prestigio de la firma, más cuando se refería de tal manera al personal que trabajaba en la banca, a los que parecía considerar los menos capacitados, cuando muchos de ellos eran seleccionados por su propia empresa.

CONCLUSIÓN: 
O sea, que la enseñanza es que cuidado con los correos electrónicos. Tanto con los que recibes como con los que contestas. Las meteduras de pata con los mensajes electrónicos, sean vía PC, o teléfono o Twitter, etc, son continuas. Es sabido que han sido una fuente de descubrimiento de infidelidades conyugales pero como refleja el caso tratado, pueden producir descalabros laborales.

trabajo comunicacion tres cosas


tuiteros estupidos

MIENTRAS TANTO

trabajo entrevista


navidad trasero julia


navidad trasero noel

Otros artículos:
Violada, estranguladas y sobrevive
El caso del falso fallecido
Piloto bocazas la arma gorda
Dedo anular: salud y futuro en el hombre
La vagina venenosa o envenenada
Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy:

4 comentarios :

El Periódico de El Prat dijo...

Los peligros del internet, estamos creando un monstruo

Leona catalana dijo...

Demasiado idiota para el puesto en la banca, el directivo ese. Obvio.

Ser capaz de ver que el solicitante se lo había enviado a otros 4.000 destinatarios y dirigirse a todos, es para colgarlo por los pulgares de la antena de un barco.

Menudo idiota.

Insignificantius dijo...

Buena, buenísima historia.

Me recuerda a una frase mítica de Groucho Marx: "se puede permanecer callado y parecer imbécil o abrir la boca y confirmarlo"

Muy divertido Bucan, gracias

Candela dijo...

Pobre hombre, cualquiera tiene un mal día..

:D :D