Mayor robo de la historia: butrón Londres | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

Mayor robo de la historia: butrón Londres

robo-mayor-historia-butron
El que se puede considerar el mayor robo de la historia moderna ha sido el butrón de Londres realizado por 7 ladrones que se llevaron unos 300 millones de dólares en forma de oro y diamantes. Y eso es lo que estaba declarado en las cajas de seguridad de la compañía Hatton Garden en Londres que a saber de verdad cuanto había porque hay gente que no declara todo lo que deposita. El ya histórico suceso ocurrió el 15 de Abril de 2015.

En la foto anterior puede verse el agujero que hicieron en el grueso muro de cemento que protegía la cámara donde estaban las cajas de seguridad que los clientes alquilan para depositar material valioso. La cámara se consideraba inexpugnable pero los hábiles cacos emplearon una taladradora industrial para hacer el butrón a base de comerse los casi dos metros de hormigón de la pared.

Como se aprecia, primero hicieron una perforación central y después una a cada lado de la anterior de modo que al final había espacio para que una persona pudiera entrar y salir por el agujero. 

Entraron de noche en el edificio sin que sonaran las alarmas y se dirigieron al ascensor. Lo desconectaron de la electricidad y se introdujeron en el hueco del mismo. Desde allí perforaron con la perforadora para tener acceso al botín. Una vez dentro comenzaron a abrir y romper las cajas de seguridad y apoderarse de su contenido. Después se largaron.

Cuando los empleados de la compañía llegaron a las ocho de la mañana se encontraron con que el lugar había sido desvalijado.La policía acudió rápidamente y se puso a investigar. En el momento de escribir estas líneas no han comunicado aún si tienen alguna pista. Todo indica que fue realizado por un equipo de ladrones altamente profesionales. 

Probablemente acabe siendo algún día un guión de una película como ha sucedido con otros atracos sonados. En la siguiente foto puede verse las cajas reventadas en la cripta de seguridad del centro:



robo-historico-cajas-seguridad

robo-butron
Antes de llegar a la cámara de seguridad donde estaban las cajas tuvieron que hacer otro butrón en un muro como se aprecia en la foto. Fue una tarea ardua sin duda.


Gran golpe en un museo:
Creo que es el mayor robo de la historia hasta el momento por la cantidad sustraída en el golpe. Sólo es equiparable quizás al que se llevó a cabo el 18 de marzo de 1990 cuando dos ladrones se llevaron cuadros valiosos del Museo Isabella Stewart Gardner, en Boston, (EE.UU.) por valor de unos 300 millones de dólares. Los dos cacos se disfrazaron de policías y cuando cerraron el museo se presentaron diciendo que alguien había llamado avisando de una emergencia en el local.

Los agentes de seguridad del museo les abrieron y entonces los dos ladrones les ataron y se dedicaron a escoger los cuadros más valiosos. Se los llevaron tranquilamente y hasta hoy no se supo más. 

Pero el robo de Londres del gran butrón es de material más fácilmente de colocar por su valor al ser oro y diamantes. Los cuadros, famosos y catalogados, no es tan fácil de dar salida salvo en círculos muy especializados. De hecho suelen ser robos por encargo para colocar los cuadros en manos de coleccionistas millonarios y caprichosos. No se puede comerciar con un cuadro famoso en el mercado abierto.

El primer gran robo:
La saga de los grandes robos de la época moderna comenzó con el asalto al tren de Glasgow, en el Reino Unido, llevado a cabo el 8 de agosto de 1963. Quince ladrones se llevaron tres millones de euros (unos 45 millones al valor actual). Fue un auténtico robo de película y de hecho se llevó al cine. Golpearon al maquinista en la cabeza, pararon el tren y se llevaron las sacas con la pasta. 

Cometieron un error y es que permanecieron escondidos en una vivienda y mataban el tiempo jugando con juegos de mesa. Cuando la policía encontró el escondite encontró huellas de toda la banda en el material usado para jugar y como estaban fichados, los identificaron. Trece de ellos fueron detenidos. El jefe, Bruce Reynolds, logró escapar y no lo cazaron hasta el año 1968.

El gran golpe de los diamantes:
Otro que en su momento fue denominado como el mayor robo de la historia ocurrió en 2003 y también fue de película. La banda del italiano Leonardo Notarbartolo se llevó más de cien millones de dólares del Centro de Diamantes de Amberes. Había numerosas barreras de seguridad pero las fueron desactivando una a una. La policía no encontró ni una sola huella. Aunque el jefe de la banda fue detenido y condenado a diez años de cárcel, no se ha sabido más del botín hasta la fecha.

Otros dos grandes robos del siglo:
Un gran golpe de película fue el llevado a cabo en el Reino Unido, en Kent, contra la empresa Securitas. Casi ochenta millones de euros fue el botín, el mayor en ese país hasta entonces. Sucedió en febrero de 2006.

Dos cacos se disfrazaron de policías y se presentaron en la casa del director de la oficina de Securitas en Kent. Le contaron a la esposa del directivo que éste había tenido un accidente de carretera. Ella les dejó pasar y entonces la hicieron rehén.

Otros cacos de la banda habían detenido el coche del directivo y le explicaron que tenía que cumplir sus órdenes, que tenían a la esposa secuestrada. El directivo les abrió el local y los ladrones robaron los millones. De todos modos, más tarde fueron detenidos los chorizos.

Parece que el Reino Unido sea el lugar donde más robos se producen de película. El 12 de Julio de 1987, en el Deposito de Seguridad de Knightsbridge, fueron robados fondos por valor de más de setenta millones de euros (se robaron libras esterlinas).

Dos ladrones fueron a la entidad y alquilaron una caja de seguridad. Cuando el director del centro y los guardias de seguridad les acompañaban hasta la cripta blindada donde estaban las cajas, los cacos redujeron a sus acompañantes.

Uno de los asaltantes y jefe de la banda, Valerio Viccei, colgó en la puerta de entrada un cartel que anunciaba que la entidad había sido cerrada ese día. Así evitaban que entraran personas y pudieron dedicarse a saquear las cajas de seguridad. Valerio se fue para Sudamérica y sus hombres se quedaron en el Reino Unido, donde fueron detenidos. 

En la investigación se averiguó que el director del centro estaba en connivencia con Valerio. El director era adicto a la cocaína y había contraído deudas para mantener su vicio. 

Valerio, un buen vividor y play boy, había dejado un Ferrari en el Reino Unido. Cometió el error de regresar al país para enviarlo a algún lugar de Sudamérica. Pero el lujoso coche estaba vigilado y fue seguido por la policía, que le dio el alto en plena carretera y sacó a Valerio del Ferrari. Fue condenado a 22 años.

Empezó a cumplir condena en el Reino Unido pero después fue extraditado a Italia para que siguiera en una cárcel de allí. En dicha cárcel se lo montó bien para llevar una vida de prisión relajada. El 19 de abril de 2000 le dieron un día de libertad condicional. Fue a ver a uno de sus antiguos compinches (antes del atraco en Inglaterra había dado unos cincuenta golpes en Italia) pero la policía lo tenía vigilado e intervino. Hubo un tiroteo y Valerio fue alcanzado y falleció. 

Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy: