¿Puede estallar una bombona de butano? | Sobaco Global


No te creas todo lo que piensas. Cuanto más tonto es uno, más listo se cree.
NO CONFÍES
DEMASIADO
EN TU
IGNORANCIA

¿Puede estallar una bombona de butano?

bombona-butano-presion-interna
Si te preguntas si puede estallar una bombona de butano, que como se sabe contiene el gas combustible a presión, la respuesta es que es muy difícil. Es un tecnología muy elaborada y contrastada.

La presión interna de una bombona doméstica tradicional con una temperatura ambiente de 20 ºC, de las que contienen 12.5 kg de gas en estado líquido es de 3 kg/cm2 o 3 atmósferas, el triple que la presión atmósferica normal, que es de 1 kg/cm2 al nivel del mar.

A medida que sube la temperatura ambiente sube la del gas líquido contenido en la bombona y así, a 30 ºC sería de unos 4 kg/cm2. 

Si la temperatura ambiente sigue subiendo, la presión aumenta paulatinamente. Si se declara un incendio y sigue subiendo la temperatura, la presión interna en la botella seguirá aumentando. Cuando alcanzase los 26 kg/cm2 saltaría la válvula de seguridad que lleva en el cuello y expulsaría gas para que no siga subiendo la presión dentro del recipiente.

El problema es que ese gas que sale se inflamaría con el incendio y lo aumentaría subiendo aún más la temperatura externa. La llama sería parecido a un soplete ardiendo mientras quede butano dentro. 

Al salir gas por la válvula de seguridad se produce un enfriamiento del líquido que está dentro por la vaporización del que sale pero no es suficiente para compensar el aumento de temperatura externa.

El motivo de que el gas combustible vaya en recipientes a presión es para que sea líquido y ocupe el menos espacio posible. Cada gas se convierte en líquido cuando se comprime a una determinada presión y a una determinada temperatura. El butano es de los gases combustibles que menos presión necesita para ser convertido en líquido. De ahí que se emplee en botellas de uso doméstico. 

bombona-butano-presion-maxima


Pruebas de seguridad
La construcción de estas bombonas asegura que no reventarán antes de los 100 kg/cm2 por lo que el margen de seguridad es enorme. Es por tanto muy difícil que explote una bombona de butano que esté en buenas condiciones. Otra cosa es que la estructura de acero de la bombona se haya dañado por el mal trato.

Las pruebas que se hacen al fabricar la botella consisten entre otras en llenarla con agua a una presión de 30 kg/cm2. Ha de resistir sin apenas deformación. 

Después se sigue metiendo más presión hasta 100 kg/cm2. El recipiente se va hinchando como un globo pero no revienta. Pasados los 100 kg/cm2 puede reventar en cualquier momento pero no ha de hacerlo por la soldadura que suelda la parte inferior y superior de la botella. Dicha soldadura ha de ser de suficiente calidad como para tener más resistencia que el resto de la chapa de acero.

También se prueba a una presión de aire de 7 kg/cm2 para comprobar que no existan fugas.

Como vemos es harto difícil que una bombona de butano de uso doméstico pueda explotar pero una medida de seguridad adecuada es no almacenarla en lugares donde esté rodeada de materiales inflamables. 

Todo incendio en una vivienda hará que aumente la temperatura en toda ella pero no es lo mismo que aumente la temperatura del gas butano paulatinamente a que lo haga de forma brutal por recibir el recipiente llamas directas. Aún así, en caso de llamas directas, se ha visto que la mayoría de bombonas han aguantado sin explotar.

También puede suceder durante un incendio que el tubo de goma que lleva el gas desde el cabezal hasta el quemador de la cocina o de la estufa se derrita por las llamas y deje escapar el gas: las llamas incendiarán ese gas que sale y arderá también hasta consumirse el contenido. El fuego no se propagará hacia el interior del recipiente ya que el gas necesita para arder estar mezclado con oxígeno y dentro del recipiente no existe oxígeno.

Lo que sí puede suceder en algunos casos es que la temperatura ambiente por el incendio de la vivienda sea muy alto y salte la válvula de seguridad saliendo el gas pero sin que haya llamas en las inmediaciones. Entonces el gas que sale por la válvula no se incendia sino que se forma una bolsa que se va expandiendo hasta que finalmente alcanza las llamas del incendio y entonces esa bolsa de gas explota. 


valvula-seguridad-bombona-butano


Peligro de almacenamiento en viviendas
Lo normal y lo que suelen fijar las normativas es que sólo haya dos bombonas por vivienda. Una estará en uso y otra almacenada para sustituir a la otra cuando se acabe. Uno de los peligros de almacenar varias bombonas juntas en una vivienda es que en caso de incendio, al subir mucho la temperatura, saltarán las válvulas de seguridad y las llamas de unas botellas incidirán sobre las otras. Un pequeño infierno que aumentará la temperatura enormemente en la zona y podría dar lugar incluso a que se dañara la estructura del acero de alguna y reventara. 

Por otro lado hay que resaltar que el recipiente de butano no se debe usar ubicado en un lugar a menos de cinco grados bajo cero ya que el gas líquido se congelaría y no podría vaporizar para su uso. En caso de bajas temperaturas habría que recurrir a bombonas conteniendo otro tipo de gases combustibles que tarden más en congelarse.

Mayor peligro del uso del gas combustible
El mayor peligro en el uso del gas es que haya escapes en el circuito y se acumulen vapores explosivos en la vivienda. Un interruptor eléctrico para dar la luz de una habitación, encender un mechero o cualquier chispa incluso por electricidad estática produciría una explosión tanto más violenta cuanto más gas exista acumulado.

Por eso el gas combustible, bien sea el de la bombona o el gas natural que llega por tubería, lleva añadido un producto que produce un olor característico para que el olfato pueda detectarlo si hay una fuga. En caso de notar ese olor en el ambiente hay que cerrar la bombona o la llave de paso y llamar a un servicio técnico cualificado para localizar la pérdida. 


Agrégame a tus Favoritos

Compartir aumentará tu karma:




Más vistos hoy: